Los bebés ensayan la mecánica del habla antes de pronunciar su primera palabra

Un estudio demuestra que los bebés ensayan la mecánica del habla antes de pronunciar su primera palabra, sus cerebros trabajan y procesan los sonidos sentando las bases para poder realizar los movimientos necesarios para poder hablar.

Desarrollo lenguaje

Una investigación desarrollada por expertos del Instituto para el Aprendizaje y Ciencias Cerebrales de la Universidad de Washington (Estados Unidos) concluye que los bebés ensayan la mecánica del habla varios meses antes de pronunciar su primera palabra. En la fotografía podéis ver a un bebé sometido a una prueba no invasiva que mide su actividad cerebral, se trata de una magnetoencefalografía, es uno de los 57 bebés que se han sometido al estudio para la comprensión de cómo el cerebro sienta las bases para la formación de palabras.

Como decíamos, 57 bebés con edades comprendidas entre los 7 y los 11 meses de edad participaron en este estudio, gracias a la magnetoencefalografía, se pudo observar la actividad cerebral que se generaba en el giro temporal superior, un área cerebral relacionada con la audición.

También se observó actividad en otras regiones cerebrales que intervienen en los movimientos motores que facilitan el habla, como el cerebelo o el área de Broca. El escáner mostró la existencia de un patrón de actividad resultante al oír la lengua materna, lo que indica que respondían a lo que escuchaban aunque no pronunciaran ninguna palabra.

Los bebés de siete meses de edad suelen balbucear, todavía no pronuncian sus primeras palabras, aún deberán pasar algunos meses para ello. Sin embargo, sus cerebros ya trabajan para poder establecer las bases que facilitarán formar y pronunciar palabras cuando llegue el momento. Los bebés sometidos a estudio fueron expuestos a diferentes sonidos, sílabas de su lengua nativa, los investigadores registraron la actividad cerebral y detectaron en los bebés de 7 meses de edad que el patrón de la actividad cerebral era similar en cualquier lengua.

En los bebés de 11 a 12 meses de edad, la actividad cerebral era mucho más intensa cuando escuchaban palabras que no eran del idioma nativo, algo que sugiere que realizaban un mayor esfuerzo para predecir qué movimientos están relacionados con los sonidos del lenguaje no materno. Por tanto, los bebés pueden discernir los sonidos de cada lengua antes de cumplir los 7 meses de edad, a partir de los 8 meses la actividad cerebral se centra en aquellos sonidos que les resultan más familiares y que han sido habituales a lo largo de los meses de crianza.

Por ello es tan importante hablar a los bebés e interactuar con ellos aunque no hayan empezado a hablar, será mucho más fácil que puedan sentar las bases para pronunciar sus primeras palabras. Los investigadores también apuntan que la forma de hablar que utilizan los adultos para hablar a los bebés, puede ser de utilidad para que los pequeños modelen los movimientos necesarios para poder pronunciar sus primeras palabras. En definitiva, se puede decir que es una carrera de fondo, durante varios meses los bebés nos escuchan y sus cerebros se preparan para poder respondernos.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación que hemos conocido aquí, a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad de Washington.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...