Los altavoces inteligentes podrán controlar la respiración de los bebés

Los altavoces inteligentes como Google Home y Amazon Echo, contarán con funcionalidades que les permitirán controlar la respiración de los bebés. Esto ha sido posible gracias al trabajo que están realizando expertos de la Universidad de Washington, concretamente el desarrollo de una nueva habilidad para los altavoces denominada BreathJunior.

Gogle Home y Amazon Echo

Los altavoces inteligentes, como pueden ser Google Home o Amazon Echo, con los que se puede interactuar con comandos de voz y que pueden interactuar con un gran número de dispositivos, en breve podrán llevar a cabo tareas como controlar la respiración de los bebés gracias al trabajo que están realizando expertos de la Universidad de Washington (Estados Unidos).

Atrás quedan esos días en los que este tipo de altavoces inteligentes se utilizaban con funciones limitadas, los avances han permitido que se conviertan en herramientas que ayudan a las personas a controlar su salud, ser vigilantes de un posible paro cardíaco que pueda sufrir un usuario mientras duerme, o ayudar a los bebés a dormirse mediante la emisión de ruido blanco para, seguidamente, controlar su respiración y movimientos. Y esto es sólo el principio, ya que se trabaja para el desarrollo de un gran abanico de nuevas habilidades.

La nueva habilidad en la que han trabajado los expertos se denomina BreathJunior, el altavoz reproduce el ruido blando y registra como se refleja para poder detectar los movimientos respiratorios. Las pruebas realizadas con cinco bebés en una unidad neonatal de cuidados intensivos de un hospital local, han resultado satisfactorias, los altavoces detectaron la frecuencia respiratoria de los bebés, coincidiendo con los registros proporcionados por los monitores que se suelen utilizar en los hospitales para controlar los signos vitales.

Los investigadores explican que han creado un sistema que podrá ejecutarse en un altavoz inteligente que replica el hardware en un Amazon Echo, comentan que la función del ruido blanco se podrá utilizar como un sistema de control sin contacto, para monitorizar los movimientos de los bebés, su respiración, el llanto, etc., convirtiendo los altavoces en dispositivos capaces de abordar todo tipo de tareas.

Se puede decir que el nuevo sistema actúa como un radar o sonar, el altavoz emite una frecuencia de ruido blanco para, seguidamente, esperar a que las ondas sonoras choquen contra el bebé y se reflejen, estas señales reflejadas son recogidas por los altavoces para detectar la respiración de los bebés. Lo cierto es que el proceso no es tan sencillo, encierra diferentes complicaciones en las que se ha trabajado, de momento ya se ha creado un prototipo que se ha utilizado para probar BreathJunior, demostrando que es capaz de controlar una variedad de frecuencias respiratorias.

Se ha comprobado si el sistema podía detectar patrones de respiración anormales como la apnea del sueño, algo que, según comentan, es común en los bebés prematuros, los resultados de las pruebas han sido también satisfactorias. Los investigadores explican que su uso no será exclusivamente para el hogar, los altavoces se podrán utilizar en entornos hospitalarios donde los médicos desean utilizar la monitorización respiratoria sin cables.

Pero, como decíamos, queda mucho por investigar y desarrollar, los expertos comentan que quieren ampliar las capacidades de los altavoces para que puedan llevar a cabo otras funcionalidades relacionadas con el mundo del bebé, como reproducir cuando sea necesario sonidos relajantes o canciones de cuna. Sin duda, con un mayor número de funcionalidades, crecerá el interés por este tipo de altavoces que cada vez están más presentes en los hogares, podéis conocer todos los detalles de BreathJunior a través de este artículo publicado en la página de la Universidad de Washington.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...