Los alimentos probióticos reducen el riesgo de alergias en los niños

Una nueva investigación determina que los alimentos o suplementos probióticos reducen el riesgo de algunos tipos de alergias en los bebés. Son muchos los estudios que apuntan los efectos beneficiosos de los probióticos, pero queda evidenciado que hay que investigar mucho más.

Alimentación en el embarazo

Un estudio desarrollado por expertos del Hospital de Niños de Pittsburgh (Estados Unidos), determina que los alimentos probióticos consumidos durante el embarazo, reducen el riesgo de alergias en los niños, al menos de casi todas. Se trata de una revisión de otros estudios y los resultados parecen apuntar que existe un efecto protector de los probióticos en los futuros bebés, para los expertos tiene sentido, ya que este tipo de alimentos contienen bacterias beneficiosas que viven en el aparato digestivo y se vinculan a la salud del sistema inmunitario.

Anteriormente ya se han desarrollado otros estudios que apuntan otros beneficios en los bebés, si se consumen probióticos durante el embarazo, reducen el riesgo de obesidad infantil, reducen el riesgo de muerte en bebés prematuros a causa de la enfermedad intestinal enterocolitis necrotizante, para tratar la alergia a la leche en los bebés, y así podemos citar una colección de artículos que ensalzan las propiedades saludables de los probióticos. A pesar de las primeras conclusiones, los expertos son prudentes y explican que hay que realizar más investigaciones que constaten la relación alimentos probióticos en el embarazo y reducción de alergias en los bebés.

Las alergias son una respuesta inmune que se caracteriza por la hipersensibilidad que sufre el organismo ante una determinada sustancia, se trata de un alérgeno que provoca la producción masiva de anticuerpos con la finalidad de neutralizar la sustancia. Los investigadores consideran que el aporte de bacterias saludables procedentes de los alimentos probióticos facilitan el equilibrio de la flora intestinal y por tanto contribuyen a mejorar el sistema inmune haciendo que no reaccione con hipersensibilidad.

En este estudio se han revisado 25 investigaciones relacionadas con la ingesta de suplementos probióticos durante las semanas del embarazo y en bebés de hasta 12 meses de edad. Cada estudio marcó determinados valores, la ingesta diaria de suplementos durante unas semanas, meses o en un año, también se cotejaron los datos de quienes recibieron los suplementos y quienes recibieron un placebo para determinar el grado de beneficio obtenido. Según las conclusiones, las mujeres que durante todo el embarazo consumieron alimentos probióticos, y posteriormente a los bebés se les proporcionaron estos suplementos, redujeron en un 12% el riesgo de sufrir alergias. Los investigadores constatan que el riesgo no variaba si los probióticos eran administrados a los bebés desde su nacimiento.

Se han formulado muchas preguntas y la respuesta sólo se puede obtener a partir del desarrollo de nuevos estudios, por otro lado, también es necesario realizar un seguimiento de los bebés después de haber cumplido cinco años de edad para constatar los efectos a largo plazo, al parecer, en este sentido se han realizado muy pocos estudios. De lo que sí se tiene certeza es de los beneficios que ofrecen y la ausencia de efectos adversos por su consumo, tanto durante el embarazo como a los bebés, pero no se sabe a ciencia cierta qué bacterias son las mejores y las que ofrecen efectos preventivos más significativos, tampoco se ha determinado una dosis concreta, es evidente que queda mucho por investigar.

En el estudio se determina que la acción de los suplementos probióticos es nula en casos de asma. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través del artículo publicado en la revista científica Pediatrics.

Foto| Mariusz Blach

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...