Leptina en la leche materna

Lactancia materna beneficios

Durante los últimos años se ha estudiado el papel que desempeña la leptina en la leche materna y sus efectos beneficiosos a largo plazo sobre complicaciones de salud como la diabetes o la obesidad. La leptina es una hormona también conocida como OB que mayoritariamente la producen las células grasas del organismo, sus funciones son varias, interviene en los procesos fisiológicos de la inmunidad, la reproducción, la angiogénesis y se encarga de la regulación del peso corporal a través de los efectos de saciedad en el organismo.

Se podría decir que la leptina es un termostato cuya función es la de informar al cerebro de las reservas de grasa blanca que existen en el organismo, juega un papel fundamental ya que de su acción depende el aumento o la reducción del apetito o el gasto energético. La leptina fue descubierta hace apenas 15 años y desde entonces, se han realizado numerosos estudios, primero enfocados como recurso médico contra la obesidad y posteriormente, cuando se demostró que en la obesidad u otras enfermedades también influyen otras sustancias como la ghrelina o la serotonina entre otras, las investigaciones tomaron entonces otros rumbos al constatar que el papel de la leptina era mucho más complejo y su acción preventiva no se realizaba del modo que se creía.

Diversos estudios han constatado los efectos beneficiosos de la lactancia materna a la hora de proporcionar inmunidad a los bebés ante determinadas enfermedades, pero se desconocían los componentes que ofrecían estos beneficios. Gracias al trabajo realizado por los investigadores de la Universidad Illes Balears durante los últimos años, se han determinado nuevas claves sobre los efectos preventivos de la leptina. En experimentos desarrollados con roedores de laboratorio, se logró constatar su efecto protector contra la obesidad. Se formaron dos grupos de roedores recién nacidos, a uno de ellos se le administró leptina en la alimentación.

Posteriormente cuando los roedores crecieron y pudieron disfrutar de una alimentación adulta, se pudo constatar que los animales que recibieron leptina mantenían el peso corporal, algo que no ocurría con los animales a los que no se les administró la hormona en cuestión. Se demuestra así el efecto protector de la leptina contra la obesidad y de lo importante que es que los niños disfruten de la lactancia materna no sólo para mejorar su inmunidad y desarrollarse adecuadamente, también para prevenir la obesidad. La investigación demuestra que el efecto de la leptina no es inmediato y su función se desarrolla en estado adulto.

Ahora las investigaciones se centran en encontrar los factores medioambientales, genéticos, nutricionales, etc., que favorecen la formación de leptina en la leche materna. Al parecer, los niveles de esta hormona varían en cada madre y determinar cómo se puede incrementar su producción dependiendo del caso, sería un paso efectivo en la lucha contra la obesidad.

Por otro lado, a partir de estos resultados se pueden desarrollar diferentes alimentos infantiles funcionales que contengan leptina y reducir los elevados índices de sobrepeso y obesidad infantil existentes. Según los investigadores, estos productos no tardarán mucho en aparecer en el mercado, aunque antes deberán superar los trámites y controles pertinentes.

Vía | El Mundo
Foto | Paula G. Furió

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...