Leche maternizada para reducir el riesgo de transmisión del VIH

El proyecto Cortesía permite proporcionar leche maternizada a casi 110 bebés de madres con sida, con ello se logra reducir el riesgo de transmisión del VIH a los bebés.

Contagio VIH

Un proyecto denominado “Cortesía” desarrollado por el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, está proporcionando leche maternizada para reducir el riesgo de transmisión del VIH a casi 110 bebés de madres que sufren esta enfermedad. El objetivo de Cortesía es asegurar que el último eslabón existente en la transmisión vertical del Sida, pueda ser controlado y evitar que se pueda contagiar al bebé.

Las madres reciben un suministro de leche maternizada de forma gratuita y durante un periodo de seis meses, de este modo, aunque tengan menos recursos económicos, no tendrán que dar el pecho a sus bebés con los consiguientes riesgos de contagio. Como sabemos, la transmisión del virus del Sida durante el embarazo y el parto se ha reducido a menos de un 1% gracias a la terapia antirretroviral y otras medidas, sin embargo, sigue siendo necesario evitar la lactancia materna para evitar la transmisión del virus.

Actualmente la lactancia materna en madres con Sida es responsable de hasta el 15% de los contagios de madre a hijo, y la mayoría de los casos suelen producirse entre aquellas mujeres que tienen menos recursos económicos. Curiosamente, hace unos meses hablábamos de un estudio que determinaba que alimentar al bebé sólo con leche materna reducía el riesgo de contagio por Sida, claro que en este caso los resultados se dirigían a las madres de aquellos países desfavorecidos que no tienen recursos. Lo ideal sería ofrecer leche de fórmula tal y como recomienda la OMS, algo inviable en estos países.

En el caso del proyecto Cortesía, es mucho mejor ofrecer a las madres con VIH leche maternizada que leche de fórmula para alimentar a los bebés, y más sabiendo todo lo que brinda la leche materna aunque sea de otra madre. Por otro lado, la leche materna es sometida a controles rigurosos que garantizan su máxima calidad. Gracias a proyectos como este, la transmisión de la enfermedad a través de la lactancia se reduce hasta lograr un valor 0, de acuerdo que el porcentaje de transmisión en nuestro país no es elevado, pero si existe riesgo es lógico intentar eliminarlo y más sabiendo que se ha realizado un esfuerzo previo de prevención en estadios anteriores.

Leche maternizada para reducir el riesgo de transmisión del Sida es una iniciativa impulsada por Luis Fernando López Cortés, doctor de la Unidad Clínica de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Medicina Preventiva del mencionado hospital, cuenta además con el respaldo del grupo de estudio del Sida GeSIDA y la compañía farmacéutica AbbVie. Además de la leche maternizada, a las madres también se les proporciona asesoramiento y soporte, algo necesario para asegurar el desarrollo óptimo de los bebés.

Sobre la recomendación de ofrecer lactancia materna a los bebés de los países en vías de desarrollo, a través del artículo del Intituto Tomas Pascual podemos saber que la jefa del Servicio de Farmacia del Hospital Virgen del Rocío explica que muchos niños se van a infectar por esta recomendación que surge fruto de la necesidad y sobre todo por el hambre, pero considera que es un grave riesgo para los bebés. Por otro lado, no todas las madres con VIH transmiten la enfermedad a sus bebés si les ofrecen lactancia materna, de ello dependen varios factores, pero con la leche maternizada se garantiza que no exista la posibilidad de transmisión.

Foto| Jacques Ribieff

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...