Las preferencias por los juguetes son genéticas

Juguetes según el sexo

Según una investigación realizada por expertos estadounidenses de la Universidad A&M de Texas, las preferencias por los juguetes son genéticas, aunque también reconocen que la sociedad ejerce una gran influencia para que un niño se decante por un tipo de juguete considerado propio de su sexo. Para llegar a esta conclusión, los investigadores recopilaron los datos de un grupo de 30 bebés de entre 3 y 8 meses de edad, periodo de edad en el que los pequeños todavía no pueden identificar el género de las personas.

En el estudio se mostró a los niños (17 niños y 13 niñas) un camión y una muñeca en un escenario representado por un teatro de títeres, los juguetes se mostraron en dos intervalos de diez segundos. Mientras una tecnología de seguimiento ocular medía cuantas veces y en qué periodo de tiempo niñas y niños se fijaban más en uno u otro juguete. Según los datos recabados, las niñas prestaban mayor atención a las muñecas y los niños a los camiones, un indicio de que las preferencias por los juguetes son genéticas.

Los investigadores barajan la hipótesis de que ambos sexos tienen diferentes patrones a la hora de prestar atención a uno u otro juguete y por eso cada sexo se fijaba en un tipo de juguete. Las hormonas sexuales juegan un papel importante en la elección del juguete, aunque también en aquellos aspectos relacionados con el género, comportamiento, atención, motivación, etc.

Este estudio reforzaría los resultados obtenidos en investigaciones anteriores realizadas con primates, en las que el género también se decantaba por el tipo de juguetes. De todos modos, serán necesarios nuevos estudios, ya que un solo estudio realizado con un número reducido de bebés y con sólo dos pases como hemos indicado antes, no son pruebas concluyentes, aunque no ponemos en duda que posiblemente pueda existir una implicación genética.

Por otro lado sería interesante realizar el estudio con un grupo de bebés de la misma edad y preferentemente con sólo tres meses, sería mayor garantía de que no han recibido ningún tipo de influencia externa en sus preferencias. A todo esto, sería interesante tener en cuenta también el estudio que indica que los colores de los juguetes influyen en los niños, especialmente en el temperamento y la personalidad, va en una línea similar al estudio mencionado.

Puedes consultar más datos del estudio a través de la revista científica online Archives of Sexual Behavior.

Vía | Daily Mail
Foto | Blmurch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...