Las concentraciones de oligosacáridos de la leche materna tienen un impacto significativo en el crecimiento infantil

Una investigación determina lo importante que son las concentraciones de oligosacáridos de la leche materna, así como sus valores, ya que tienen un impacto significativo en el crecimiento infantil. Dependiendo de las combinaciones, pueden incluso incrementar el riesgo de obesidad de los bebés en años posteriores.

Composición de la leche materna

Según los resultados de un estudio desarrollado por expertos de la Universidad de Turku (Finlandia) y la Facultad de Medicina de la Universidad de California (Estados Unidos), las concentraciones de oligosacáridos de la leche materna tienen un impacto significativo en el crecimiento infantil, dependiendo de estas concentraciones, se pueden incrementar los beneficios o problemas como el sobrepeso y obesidad.

El estudio confirma resultados de investigaciones anteriores en las que se sugería que existía un vínculo entre las concentraciones de oligosacáridos de la leche materna (HMO), el peso del bebé lactante y su composición corporal. Según los resultados, una elevada concentración del oligosacárido 2 Fucosil Lactosa (2-FL), uno de los más abundantes de la leche materna, y una baja concentración del oligosacárido lacto-N-neotetraosa, se asocia con el crecimiento infantil en los primeros años de vida.

En este estudio se demuestra que el peso del bebé lactante varía dependiendo de las concentraciones de oligosacáridos de la leche materna (HMO), esto independientemente del IMC (Índice de Masa Corporal) de la madre antes del embarazo o durante el periodo de lactancia. Los expertos comentan que les ha sorprendido la magnitud de la asociación, ya que su impacto es muy persistente y se puede medir mucho tiempo después de que se haya concluido el periodo de lactancia.

Gracias a la plataforma analítica que han desarrollado, se puede medir los HMO individuales asociados a resultados específicos de la salud y el desarrollo, es decir, se podría analizar la leche materna tras el nacimiento y determinar cómo afectará la composición de la leche al desarrollo, crecimiento y salud del bebé. La leche materna es una combinación compleja de proteínas, grasas, minerales, vitaminas y moléculas de azúcar complejas conocidas como oligosacáridos de la leche humana (HMO), existen alrededor de 150 tipos de HMO y su combinación y concentración es como una huella digital exclusiva de cada madre.

Dado que el conjunto de oligosacáridos son prebióticos naturales que contribuyen a la formación del microbioma intestinal del bebé, estos pueden afectar a su salud y al riesgo de que pueda sufrir enfermedades en un futuro. Claro, que los HMO también pueden actuar de forma independiente sobre el microbioma para proteger al bebé de enfermedades como la diarrea infecciosa o la enterocolitis necrotizante. Además, los resultados sugieren que también contribuyen a la reducción del riesgo de enfermedades no transmisibles como el asma, las alergias o la obesidad en el futuro.

Cada vez existen más evidencias de que los HMO son muy importantes en el desarrollo infantil, de ahí que los fabricantes de fórmulas infantiles los utilicen en sus formulaciones, recordemos que hace un par de años Nestlé presentó Nan OptiPro Supreme, la primera leche de fórmula que contiene dos oligosacáridos de leche materna. Pero los expertos apuntan que, si bien se ha determinado que la lactancia materna tiene un impacto en el crecimiento infantil y en la protección contra la obesidad, no se han establecido las variaciones de composición de la leche que favorecen esta relación.

En la investigación participaron 802 madres y sus respectivos hijos, a los que se les realizó un seguimiento hasta que cumplieron cinco años de edad. Los resultados mostraron que la composición de oligosacáridos de la leche materna tres meses después del parto se asociaba a la altura y al peso de la descendencia durante los cinco primeros años de vida. Concretamente se determinó que la diversidad de los HMO y la concentración de lacto-N-neotetraosa (LNnT) se asociaba inversamente al crecimiento, mientras que el valor de 2 Fucosil Lactosa (2-FL) se asoció directamente con el peso y la altura.

Los expertos tienen como objetivo comprender en profundidad cómo los oligosacáridos contribuyen en la salud y desarrollo infantil, consideran que algunos oligosacáridos podrían ser significativos a la hora de reducir el riesgo de sobrepeso y obesidad infantil, incluso plantean posibles terapias en adultos con oligosacáridos para el tratamiento de la obesidad, pero, claro, sólo se han dado primeros pasos en la comprensión de cómo actúan las diferentes composiciones de HMO, por lo que queda mucho trabajo por realizar.

Como ya hemos comentado en muchas ocasiones, con cada nueva investigación se descubren particularidades de la leche materna, y este estudio demuestra que queda mucho por investigar y descubrir. Podéis conocer todos los detalles de este trabajo a través de este artículo publicado en la página de la Universidad de San Diego, y en este otro de la revista científica American Journal of Clinical Nutrition.

Foto | Nizar Najjar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...