Lactancia materna prolongada

Actualmente se podría decir que un periodo de lactancia de seis meses es una lactancia materna prolongada, aunque ya sabemos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF, recomiendan como imprescindible una lactancia de un periodo mínimo de seis meses de duración, y como ideal una lactancia materna de 24 meses. Amamantar a un bebé más de 12 meses se considera excepcional y en ocasiones se cuestiona, a pesar de que sabemos que la leche materna es el mejor alimento que una madre puede proporcionar a su hijo.

La OMS también indica que la lactancia materna debería mantenerse hasta que el niño o la madre decidan ponerle fin, es decir, no debería aplicarse un límite de tiempo. Se han descrito algunos casos en los que la lactancia se ha mantenido durante varios años, de hecho, algunos estudios antropológicos han determinado que la franja natural de lactancia se encuentra situada entre los dos y los siete años de edad. Si debemos hablar de casos de lactancia materna prolongada es obligado ver el vídeo que encabeza este post, es un ejemplo a citar que cumple las conclusiones de los estudios antropológicos.

Conocemos el caso de un niño australiano de cinco años, nos explican que es un niño muy activo y que está muy desarrollado en muchos sentidos, salvo en la alimentación. A pesar de tener cinco años su madre le sigue dando el pecho, confiesa que nunca pensó en el tiempo que duraría la lactancia, pensaba en ver cómo se desarrollarían las cosas y como nos explica, nada menos que cinco años después su hijo sigue disfrutando del mejor alimento del mundo con total normalidad.

La Academia Americana de Pediatría recomienda mantener la lactancia al menos durante el primer año, entre los seis y los doce meses, el 80% de las madres de Estados Unidos dejan de dar el pecho en el tiempo establecido por esta academia. La madre australiana ha roto tabús, no es algo habitual amamantar a un niño de cinco años, no es algo normalizado, nos explica que las madres que superan los dos años amamantando a sus hijos suelen ocultarlo porque no es aceptado por la sociedad.

La verdad es que no es habitual ver a un niño de cinco años siendo amamantado, para muchas personas será una imagen extraña y quizá piensen que no es algo normal o saludable, pero ¿por qué?, entra en conflicto con los cánones occidentales de lo que es normal para un niño de su edad. En fin, no os queremos contar todo lo que nos muestra el documental sobre la lactancia materna prolongada, es mejor que lo veáis y compartáis con nosotros vuestra opinión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...