La suplementación con probióticos en bebés prematuros reduce el tiempo de alimentación parenteral

Según los resultados de una investigación australiana, la suplementación con probióticos en bebés prematuros reduce el tiempo de alimentación parenteral y favorece un incremento en la alimentación con leche materna. También se han constatado otros beneficios que pueden ayudar a optimizar la alimentación en bebés prematuros.

Suplementos probióticos

Un estudio realizado por investigadores australianos de la Universidad de Australia Occidental, Fundación de Investigación sobre Mujeres y Niños, Centro de Investigación y Educación Neonatal y el King Edward Memorial Hospital, concluye que la suplementación con probióticos en bebés prematuros reduce el tiempo de alimentación parenteral. Además, apuntan que reduce la cantidad de ácidos biliares en los residuos gástricos, ácidos abundantes generalmente debido a una escasa implantación de la flora intestinal.

En el estudio doble ciego (investigación que tiene la finalidad de evitar la influencia del efecto placebo o el sesgo del observador), determinó que los bebés prematuros que tomaban una suplementación probiótica mantenían la alimentación parenteral durante 10 días, frente a los 16 días del grupo de control, lo que demuestra los beneficios de esta suplementación.

En la investigación participaron un grupo de 183 bebés extremadamente prematuros (de menos de 28 semanas de gestación) que habían sido ingresados en el hospital entre septiembre de 2015 y octubre de 2016. 75 de ellos tomaron un suplemento a base de una única cepa probiótica, 79 tomaron una formulación probiótica con tres cepas y los 29 restantes tomaron un placebo.

Los expertos recogieron muestras de los residuos gástricos del estómago de los bebés durante las dos primeras semanas tras el nacimiento para su posterior análisis. Según los resultados, uno de los hallazgos clave fue el hecho de constatar que, tomando una cepa o las tres de probióticos, el tiempo de alimentación parenteral se reducía, igual que los ácidos biliares en los residuos gástricos.

Otros datos significativos son el aumento del volumen de leche materna que tomaban los bebés tras haber recibido la suplementación, mayor que la cantidad tomada por el grupo de control. La diferencia es muy notable, el grupo que tomó una sola cepa probiótica se alimentaba con una media de 54,9 mililitros de leche, el grupo que tomó la suplementación con tres cepas, tomo una media de 50,9 mililitros, en cambio, el grupo de control que tomó el placebo, se alimento con una media de 22,7 mililitros de leche materna. Se puede observar que es más del doble la diferencia y, como sabemos, alimentarse bien ayuda a un mejor desarrollo.

De todos modos y sobre la alimentación con leche materna, los expertos comentan que no se trata de un resultado estadísticamente significativo, lo que invita a realizar nuevas investigaciones con una muestra mayor de bebés. Sobre los residuos gástricos (volumen de líquido gástrico que se queda en el estómago entre comida y comida), los expertos comentan que cuanto más oscuro es su color, mayor es la concentración de estos ácidos.

Dado que no existía un estudio que asociara el color de los residuos gástricos con la cantidad de ácidos biliares presentes, se llevó a cabo un estudio paralelo para determinar esta relación. Los resultados mostraron que el color es un indicador, pero de nuevo se trató de un dato no significativo estadísticamente, no obstante, es algo que se debe considerar porque los ácidos biliares juegan un papel importante en el organismo.

Estos ácidos regulan la motilidad intestinal y la homeostasis del líquido hepático, la glucosa y la energía, tienen efectos antiinflamatorios y puede jugar un papel importante en la regulación de los compuestos intestinales y hepáticos de la inmunidad innata. Por ello, tener en cuenta el color de los residuos gástricos, puede ayudar a optimizar la nutrición enteral en los bebés extremadamente prematuros. Probablemente se realicen investigaciones en mayor profundidad sobre la suplementación probiótica en bebés prematuros, podéis conocer todos los detalles de este trabajo a través del artículo publicado en la revista científica Nutrients.

Foto | Mamma Loves

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...