La seguridad responsable, el sentido inverso a la marcha

Acabamos de conocer un estudio desarrollado por el RACE titulado La seguridad responsable, el sentido inverso a la marcha, en el que se recomienda que los niños de hasta dos años de edad viajen en el coche en el sentido contrario de la marcha, esta acción supone la reducción de un 75% del riesgo de sufrir lesiones en el caso de sufrir un accidente. Por ello RACE recomienda que los padres no tengan prisa y que no coloquen las sillas de coche en el sentido de la marcha antes de cumplir la edad indicada. Pero lo mejor es ver los dos vídeos que aparecen en este post para entender la importancia de la recomendación.

El primero nos muestra un Crash Test realizado a una velocidad de 64 kilómetros/hora utilizando una silla de retención infantil del GRUPO 1, es decir, para niños de 9 a 18 kilos de peso. Se utilizó un dummy (muñeco específico en este tipo de pruebas) que emulaba a un niños de 18 meses de edad, estaba colocado en el asiento trasero de la zona del copiloto, podéis ver el resultado y como afecta al dummy, la cabeza del niño se desplaza hacia adelante tensando el cuello y sometiéndolo a una gran tensión. Esto puede derivar en un estiramiento de la médula espinal y desencajar el cráneo, en consecuencia se pueden provocar graves lesiones debido a que las vértebras cervicales son inmaduras, derivando en parálisis e incluso la muerte del pequeño.

Sobre estas líneas podéis ver el vídeo en el que se muestran las consecuencias de un impacto frontal, pero en este caso la silla de retención infantil está colocada en sentido inverso a la marcha. Se trata de la misma prueba, a la misma velocidad y utilizando el mismo dummy, se puede ver un claro resultado en el que se reduce significativamente la tensión, la fuerza cinética se distribuye de forma más homogénea en toda la espalda, el estiramiento del cuello es mucho menor y la cabeza no se sacude con la misma brutalidad que en el primer caso. Por tanto, hay una clara diferencia en colocar la silla de seguridad infantil en el sentido contrario de la marcha o hacia adelante, las pruebas son concluyentes y deben disuadir a los padres para que no tengan prisa en colocar la silla de coche en el sentido de la marcha.

Como hemos indicado, esta información es parte de la segunda campaña que se está realizando bajo el título La seguridad responsable, el sentido inverso a la marcha, cuenta con el apoyo de la DGT y su finalidad es prevenir y reducir las lesiones infantiles en los coches. Que los niños viajen en una silla de retención no implica que no existan riesgos, sobre todo si no está colocada correctamente como es en este caso. Esta campaña pretende mostrar a todos aquellos padres que creen erróneamente que es más seguro llevar al pequeño en el sentido de la marcha, que en realidad es todo lo contrario, el peligro es mucho mayor y las consecuencias pueden ser fatales.

En el comunicado de RACE nos ofrecen más información sobre los accidentes, las víctimas mortales infantiles en accidentes de tráfico y otras cuestiones que se deben tener en cuenta si queremos garantizar la seguridad de los pequeños en los trayectos en coche. Os recomendamos acceder a este enlace, encontrareis el informe completo de la campaña elaborado por RACE y Cybex.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...