La ropa de cama suave es la causa principal de muerte por asfixia en los bebés estadounidenses

Un estudio estadounidense concluye que la ropa de cama suave es la causa principal de muerte por asfixia en los bebés estadounidenses. Los expertos recuerdan a los padres lo importante que es seguir los consejos sobre el sueño infantil saludable a fin de reducir el riesgo de muerte súbita.

Muerte súbita infantil

Un estudio de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos) concluye que la ropa de cama suave es la causa principal de muerte por asfixia en los bebés estadounidenses. Los expertos comentan que la mayoría de muertes que se produjeron en menores de un año fueron causadas por mantas, almohadas, cojines de sofá o de cama, o en la cama de los adultos.

Para llegar a esta conclusión se analizaron los datos del registro nacional del país entre los años 2011 y 2014, en el que aparecían 1.812 casos de muerte súbita. Un 14% de las muertes (250 casos) implicaron la asfixia, un 69% de las muertes fueron causadas por ropa de cama blanda como almohadas, mantas, cojines de sofá y colchones de adulto, que no suelen ser tan firmes como los colchones de cuna.

Entre las muertes producidas por “camas blandas”, la mitad de los bebés de entre cinco y once meses de edad tenían sus vías respiratorias obstruidas por las mantas, según los expertos, en la mayoría de casos los pequeños se enredaron con ellas, lo que muestra lo importante que es evitar utilizar esta ropa de cama. Las almohadas causaron el mayor número de casos de asfixia entre los bebés de hasta cuatro meses de edad, llegando a cuantificarse el doble de casos respecto a los bebés más mayores.

En este caso, los expertos comentan que la mayoría de los más pequeños carecen de movilidad y fuerza en el cuello como para levantar la cabeza y evitar la obstrucción de las vías respiratorias, sobre todo si se colocan boca abajo o sobre una almohada. Recordemos que en los consejos para reducir el riesgo de muerte súbita infantil, se contempla que los niños duerman boca arriba, que se eviten las almohadas, mantas, juguetes, etc.

Merece la pena retomar el estudio “Evaluación nocturna de los entornos de sueño infantil” desarrollado por expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Pensilvania (Estados Unidos), en el que se demostraba que muchos padres colocan a su bebé en ambientes de sueño con factores de riesgo asociados al síndrome de muerte súbita del lactante. Los resultados delataban que de poco servían las campañas y la información que se brinda para prevenir el riesgo de muerte súbita en los bebés.

En la investigación se apunta que casi una de cada cinco muertes por asfixia se produjo cuando otra persona sofocó sin querer al bebé cuando dormía, esto es algo que puede ocurrir cuando un adulto se duerme con el bebé en la cama o en un sofá. Un 12% de estos casos se produjeron porque los bebés quedaron atrapados entre la pared y un colchón debido al hueco existente entre ambos elementos.

Tras dar a conocer los datos del estudio, los expertos vuelven a recomendar a los padres que sigan los consejos para evitar la muerte súbita, no utilizar la ropa de cama y los juguetes en la cuna, no dormir con el bebé en la cama ni en el sofá, que los bebés duerman boca arriba, etc. Pero, ¿servirán de algo estos consejos?, decimos esto porque cada estudio que se realiza sobre el tema muestra que los padres terminan olvidándolos, por lo que se incrementa el riesgo de que el bebé sufra asfixia.

Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Pediatrics.

Foto | Eugene Oden

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...