La primera noche fuera de casa de los niños: todo un mundo nuevo

Si tu hijo está planificando dormir fuera de casa, con un amigo que le ha invitado, debes ayudarle a que pierda sus miedos a mojar la cama cuando no esté en su habitación

Los más pequeños de la casa se van haciendo mayores poco a poco y eso implica vivir nuevas experiencias para ellos. Una de las más habituales, sobre todo ahora que ha comenzado el colegio y que hacen nuevos amigos es la de ir a dormir fuera de casa. Seguramente no recuerdes la tuya, pero si pudieses hacerlo, lo harías con gran ilusión. Lo cierto es que casi todos los niños quieren ir a dormir a casa de un amigo aún siendo bien pequeños. Es una manera de hacer algo nuevo, de reforzar su personalidad y de comenzar una independencia que les mantiene aún con sus padres en todo momento. Para ellos será algo único.

Lo cierto es que además de ser algo que ellos quieren hacer y que les hace sentir grandes emociones, es bueno también para ti permitirles poder dormir en casa de algún amigo cuando les inviten. Esto hará que tu pequeño vaya creándose un mundo propio en el que sepa estar sin que sus padres le acompañen o se encuentren justo a su lado. Pero, ¿te preocupa el descanso del pequeño cuando duerma en otra casa? ¿Crees que podría tener problemas al mojar la cama de noche?

En realidad, que los niños no controlen sus funciones urinarias aún cuando ya no usan pañales es algo más habitual de lo que se cree. Muchos pequeños son los que, en determinadas circunstancias, mojan la cama ocasionalmente. En esos casos, lo mejor que puedes hacer es recurrir a los complementos como las braguitas y calzoncillos DryNites®. Con ellos te asegurarás que los pequeños no tendrán ninguna vergüenza ni pasarán momentos incómodos en las casas de los amigos. Podrán jugar y divertirse, así como disfrutar de nuevas experiencias realmente positivas para ellos.

 Respecto a la preocupación de que los más pequeños puedan mojar la cama de noche, es habitual que se produzcan hasta los 7 años, y en algunos casos, puntualmente puede darse hasta la pubertad, llegando a los 15 años. No debes presionar a los niños ni agobiarles, más bien lo que debes hacer es ayudarles con comprensión, cariño y una solución como la que te proponen desde DryNites®. ¿Ya sabes cómo hacer que los peques de casa puedan dormir fuera sin preocuparse de nada?



Por último, no olvides que probar DryNites®  es muy fácil, sólo pide aquí tu muestra gratis y te la enviarán a casa.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...