La moda de envolver a los bebés ¿Es seguro para tu hijo?

Envolver a tus bebés en una manta es positivo porque les hace recordar cuando estaba en la panza de su mamá

Mira lo negativo que es envolver a tu bebé

Envolver a los bebés era algo que se hacía con normalidad antes del siglo XVII y aún es habitual en ciertas zonas de Oriente Medio. Aunque en varios sitios no es una práctica tan generalizada, se está viendo un aumento de esta práctica en países como Estados Unidos, Países bajos y Reino Unido.

Envolver al bebé con una sabanita o manta puede hacer que este se recuerde de cuando estaba en el vientre de su madre, lo que beneficia a su tranquilidad. Se ha visto que los bebés envueltos tienen más tiempo de sueño, ¿qué padres no querrían esto?

Lo decimos en el buen sentido, ya que mientras ellos duermen a los padres les da tiempo de hacer los quehaceres de la casa e incluso, esto beneficia el crecimiento de los niños. Sin embargo, envolver a los bebés podría tener sus inconvenientes.

¿Qué beneficio brinda envolver a los bebés?

La Academia Americana de Pediatría menciona que, dándole buen uso a la técnica, el envolver a los bebés puede beneficiar su “calma” y favorecer el sueño. Y es que envolver a los bebés reduce los despertares, aporta un sueño más tranquilo y acorta el tiempo de llanto, principalmente en los más pequeños.

Aparte, brinda otros beneficios en grupos concretos. Así, envolver a los bebés de muy bajo peso para su edad gestacional incrementa su desarrollo neuromuscular, y los bebés prematuros que son envueltos poseen menos alteraciones del comportamiento.

De hecho, a los bebés con síndrome de abstinencia neonatal, envolverlos incrementa el sueño y los calma.

¿Hay peligros al envolver al bebé?

Acabamos de comentar que envolver al bebé beneficia el sueño y reduce los despertares; sin embargo, esto que parece fantástico a la mayoría de los papás, puede presumir también un riesgo; y es que los bebés envueltos parecen tener más dificultad para despertarse ante una mala situación, y esto podría suponer un factor de riesgo para la muerte súbita.

En el año 2016 se dio a conocer un metanálisis que observó varios estudios en relación a envolver al bebé y la muerte súbita del lactante. Se sabe que poner al bebé a dormir boca abajo es un factor de riesgo para la muerte súbita.

En este metanálisis se observó, envolver al bebé y ponerlo a dormir de lado o boca abajo multiplicaba por 2 el riesgo de muerte súbita comparado con los que no estaban envueltos.

Incluso este riesgo crecía con la edad, siendo mucho mayor a partir de los seis meses de vida. Incluso el envolver al bebé hace que aumente el riesgo de displasia de caderas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...