La microbiota intestinal del bebé podría ser un indicador precoz de alergia

Un grupo de investigadores ha identificado que la presencia y número de un microrganismo en el sistema digestivo del bebé a los tres meses de edad, es un factor de riesgo que se asocia al desarrollo de alergias en un futuro. Aunque se deben realizar nuevos estudios, se considera que la microbiota intestinal podría ser un indicador precoz de alergia que facilitaría el desarrollo de tratamientos preventivos.

Alergias infantiles

Según los resultados de un estudio conjunto desarrollado por un equipo internacional de investigadores, la microbiota intestinal del bebé podría ser un indicador precoz de alergia. En estudios anteriores se determinó que los bebés alérgicos y los que no son alérgicos tienen distintos patrones de colonización microbiana intestinal, sin embargo, no se conocía bien el conjunto microbiano que está detrás de esa patogénesis de las alergias.

Con estos antecedentes, los expertos quisieron desarrollar un nuevo estudio que permitiera comprender mejor cómo se desarrolla la microbiota intestinal en bebés que están sanos y en los que sufren alergia. El equipo de investigación trato de identificar los biomarcadores que están presentes en una microbiota asociada a las alergias mediante un estudio de casos y controles realizado con un grupo de bebés de Singapur participantes en un estudio denominado Gusto (Growing Up in Singapore Towards Healthy Outcomes), programa cuya misión es analizar los principales problemas de salud desde el embarazo y hasta la infancia.

Los expertos analizaron la microbiota intestinal de 18 bebés sanos y 21 bebés alérgicos, estos análisis se realizaron a los tres y seis meses de edad, posteriormente se correlacionaron la situación y evolución de la alergia cuando los bebés tenían 18 y 36 meses. Cuando los bebés tenían tres meses, ya se observó una diferencia significativa en la microbiota intestinal de los dos grupos de bebés, los bebés sanos tenían una colonia elevada de Bifidobacterium, en los bebés con alergia se identificó un microrganismo patógeno del género bacteriano Klebsiella, asociados a un amplio rango de estados infecciosos.

A los tres meses de edad la colonización de este microorganismo se mantuvo de forma constante en el 50% de los bebés alérgicos, por el contrario en los bebés sanos disminuyó de forma significativa. Contrariamente, la colonización de Bifidobacterium en los bebés alérgicos fue notablemente inferior que en los bebés sanos en los mismos rangos de edad. Los expertos pudieron asociar la presencia del patógeno a los tres meses de edad, con una mayor probabilidad de desarrollar alergia entre los 18 y los 36 meses, lo que demuestra que la presencia del género bacteriano Klebsiella es un indicador precoz del riesgo de desarrollar alergias.

Gracias a este descubrimiento, se podrá determinar precozmente y de forma más precisa a aquellos bebés más susceptibles de sufrir alergias a lo largo de su crecimiento, lo que permitirá poder desarrollar estrategias de prevención temprana para evitarlas o reducir sus efectos. Lamentablemente, la muestra de bebés utilizada para este estudio ha sido muy pequeña, además, no se analizaron otros factores de riesgo asociados al desarrollo de alergia, como el uso de antibióticos, la composición de la microbiota materna, los patrones de la alimentación infantil, o el tipo de nacimiento (parto vaginal o cesárea).

Por esta razón, se baraja la idea de desarrollar un nuevo estudio con una muestra mucho más amplia y teniendo en cuenta los factores de riesgo mencionados. Al margen de esta cuestión, para los expertos queda evidenciado que el estudio de la microbiota es la dirección que se debe tomar para intentar evitar o tratar enfermedades complejas como pueden ser las alergias. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Beneficial Microbes.

Foto | Jan Krutisch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...