La mejor postura para el bebé durante el día

Aprende cuál es la mejor postura para el bebé mientras está despierto

La mejor postura para el bebé durante el día

Cuando los bebés nacen están completamente indefensos. No son capaces de colocarse en la postura que resulta más cómoda para ellos, de modo que nosotros como padres debemos saber cuál es. Existen distintas posturas en las que podemos colocar a los más pequeños para que se sientan cómodos y, además, favorecer su desarrollo.

Hay que tener en cuenta que los bebés tardan varios meses en poder situarse en su posición favorita. Uno de los primeros movimientos que pueden realizar de forma autónoma es girarse sobre sí mismos.

¿Cómo colocar al bebé durante el día?

Los bebés duermen durante gran parte del día. El resto del tiempo lo pasan observando todo lo que hay y sucede a su alrededor. Pues bien, mientras están despiertos tenemos que conocer cuál es la postura más adecuada para nuestros hijos.

  • En brazos: los bebés necesitan pasar mucho tiempo en contacto directo con sus padres, así que cogerles en brazos es muy importante. Esta es una de sus posturas favoritas, con la que realmente se sienten a gusto. Seguro que no nos lleva demasiado tiempo saber cuáles son los gustos de nuestros pequeños.
  • Suelo: los niños pasan gran parte del tiempo que están despiertos en el suelo. Para ellos cualquier espacio es muy amplio, de modo que sienten ganas de moverse. Así pueden ejercitar sus extremidades sin ningún tipo de limitación. Podemos colocarlos boca-abajo o boca-arriba. Ambas posturas son muy importantes para el desarrollo de los más pequeños, por lo que es esencial turnarse con ellas.
  • Sillas: cuando los más pequeños ya pueden sujetar el cuello, podemos sentarles en una silla. Esta posición les encanta porque así pueden ver todo lo que sucede a su alrededor de un modo sencillo. Así conseguiremos que nuestros hijos aprendan más y, además, estén entretenidos. Los modelos más novedosos del mercado nos permiten regular el respaldo.

Hay expertos que no aconsejan que los bebés duerman boca abajo. Además, lo cierto es que los padres somos muy reacios a poner a nuestros hijos en esta postura ya que creemos que les costará respirar. Sin embargo, es un gran error ya que colocando así a los más pequeños conseguimos que ejerciten mucho el cuello. Por instinto, los bebés giran la cabeza para ver lo que hay a su alrededor. Por lo general, es una postura que no les gusta demasiado al principio, pero que una vez se acostumbran les encanta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...