La leche, primera causa de alergia alimentaria en bebés

La leche, primera causa de alergia alimentaria en bebés

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología (SEAIC) han vuelto a confirmar lo que ya os hemos ido comentando anteriormente en Pequelia, la leche es la primera causa de alergia alimentaria en niños menores de 5 años y es necesario extremar las precauciones.

Lo más curioso, es que aunque hay muchísimos niños que resultan ser alérgicos a la leche, sólo un 15% lo sigue siendo después de los 6 años. La alergia a la leche suele superarse en los primeros años de vida.

La alergia a los alimentos afecta a entre un 2% y un 6% de la población española siendo la quinta enfermedad (dentro de las alergias) situada después de rinoconjuntivitis, el asma, la hipersensibilidad a los medicamentos y la urticaria. Y dentro de este pequeño tanto por ciento, la alergia a la leche de vaca se sitúa también en quinta posición con un 13,8% detrás de la alergia a la fruta, los frutos secos, el marisco y el huevo.

A los niños más pequeños son a los que les afecta más este tipo de alergia, sobretodo a los más pequeños (de 0 a 12 meses). A partir de los 5 años las alergias infantiles alimentarias más comunes son las otras (fruta, frutos secos, marisco y huevo).

Ahora que viene el verano se recomienda a los bebés evitar los lácteos y eso incluye los batidos y los helados. El problema de esta alergia es que los productos lácteos y derivados son de los más variados porque en la lista se incluye muchísimos como el pan, las golosinas, algunos cosméticos, algunos medicamentos…

Un individuo alérgico a la leche debe evitar de forma tajante cualquier tipo de alimento que contenga (o pueda contener) proteínas lácteas. Incluso si los pacientes más sensibles deben evitar también los protectores solares y las leche hidratantes ya que alguna pueden contener suero lácteo, sobretodo se debe leer atentamente la composición del producto.

A los bebés con alergia a la leche de vaca se les suelen presentar los síntomas al iniciar la lactancia artificial, sobretodo después de un largo período de lactancia materna. Suelen aparecer pocos minutos después de la toma y suelen ser síntomas cutáneos, digestivos y/o respiratorios. Como la alergia suele iniciarse en la transición de una leche a la otra son casos excepcionales que a los niños mayores de 2 años les aparezca la afección.

Se suele presentar más de un síntoma y los más corrientes son las manifestaciones dermatológicas agudas (eritema, urticaria y angiodema) que se les suele sumar los vómitos y la diarrea, siendo los síntomas respiratorios los menos corrientes (edema de glotis, dificultad respiratoria y disfonía).

Siempre que tengáis cualquier duda dirigios urgentemente al pediatra. Pensad que aunque solo sean unas ronchas puede ser importante, siempre es mejor curarse en salud. Para confirmar si es este tipo de alergia el pediatra realizará un examen físico, unas pruebas cutáneas en el brazo y por último un análisis de sangre. Todas estas pruebas se pueden realizar desde cualquier edad, nunca es demasiado pronto.

Hoy en día se ha conseguido que un 80% de los niños con alergia a la leche supere su alergia y acabe tomando leche.

Más información | SEAIC
Foto: Alexey Polikarpov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...