La lactancia materna puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2

Una nueva investigación demuestra que la lactancia materna y su duración son factores decisivos para reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en mujeres que habían sufrido diabetes gestacional.

Lactancia y diabetes

Un estudio desarrollado por expertos de Kaiser Permanente (Estados Unidos), concluye que la lactancia materna puede reducir el riesgo de diabetes de tipo 2 en aquellas madres que habían sufrido diabetes gestacional. Según los resultados, dar el pecho al bebé durante dos meses reduce hasta en un 50% las probabilidades de sufrir la enfermedad, además se encontró un paralelismo entre el tiempo de lactancia materna y la reducción del riesgo de sufrir diabetes tipo 2, cuanto más tiempo duraba la lactancia, menores eran las posibilidades de desarrollar la enfermedad.

La lactancia materna mejora el metabolismo de la glucosa, pero su papel en la prevención de la diabetes tipo 2 tras haber sufrido previamente diabetes gestacional era incierto, por ello se llevó a cabo este estudio cuyo objetivo era evaluar la lactancia y la incidencia de esta enfermedad al cabo de dos años, en madres que habían sufrido previamente diabetes gestacional.

En la investigación participaron 1.035 mujeres que habían sido diagnosticadas con diabetes gestacional, los expertos realizaron un seguimiento de dos años para comprobar cuántas mujeres contraían diabetes tipo 2 y el papel que la lactancia materna desempeñó en la reducción del riesgo de sufrir la enfermedad. Las mujeres fueron clasificadas en cinco grupos, según el tipo de alimentación que recibía el bebé, lactancia en exclusiva, mixta con tres tipos de porcentaje y lactancia sólo con leche artificial.

Según los resultados obtenidos, las madres que alimentaron a sus bebés exclusivamente con leche materna tuvieron un 54% menos posibilidades de sufrir diabetes tipo 2, en comparación con las madres que alimentaron a sus bebés con leche de fórmula. Del mismo modo, los tres grupos de madres que proporcionaron alimentación mixta (leche materna y leche de fórmula) en tres porcentajes distintos, tuvieron también un menor riesgo de contraer la enfermedad en comparación con quienes no brindaron lactancia.

A esto hay que añadir el factor del tiempo, la duración de la lactancia materna se relacionó con el menor riesgo de sufrir diabetes tipo 2, comparando las madres que ofrecieron el pecho a sus bebés durante dos meses con las que ofrecieron el pecho durante 10 meses, se llegó a la conclusión de que este segundo grupo tenía hasta un 57% menos posibilidades de sufrir diabetes tipo 2 en comparación con las madres que amamantaron sólo dos meses a sus bebés.

La pregunta por tanto es ¿cómo la lactancia materna ayuda a proteger de esta enfermedad? Según explican los investigadores, la lactancia proporciona un “descanso” a las células productoras de insulina, ya que no es necesaria una elevada producción para reducir el nivel de glucosa en sangre. La razón es que la lactancia materna consume la grasa y la glucosa presente en la sangre transfiriendo estos nutrientes al tejido mamario para la producción de leche. Los expertos consideran que la lactancia es un modo de brindar al cuerpo un periodo de recuperación después del embarazo, etapa en la que el organismo debe aumentar la producción de insulina para poder mantener bajos los niveles de azúcar en sangre.

Los resultados del estudio se han mantenido a pesar de haber tenido en cuenta otros factores que podían alterar los resultados, por ejemplo la salud del recién nacido y de la madre, el estilo de vida, el peso de la madre tras el embarazo, etc. Hay que destacar que las mujeres que han tenido complicaciones en el embarazo o que han sufrido diabetes gestacional, son más reacias a brindar lactancia materna, los investigadores barajan la posibilidad de que los problemas durante el embarazo hayan conducido a una menor atención a la importancia de la lactancia.

Con estos resultados, se pueden desarrollar estrategias que permitan reducir el riesgo de sufrir diabetes tipo 2, acciones que se deben poner en marcha durante el embarazo y que estén orientadas a concienciar sobre la importancia de la lactancia materna, seguir una dieta sana y equilibrada, un estilo de vida en el que no falte el ejercicio físico regular, etc. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Annals of Internal Medicine.

Foto | christyscherrer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...