La lactancia materna, puede mejorar el estatus social

Según un estudio, afirman que los niños que han sido alimentados con leche materna, tienen mayores posibilidades de alcanzar un estatus social más alto que aquellos alimentados en base a leche de fórmula o artificial.
Conoce aquí los detalles de este sorprendente y revelador estudio.

Ya es sabido de los múltiples beneficios que aporta la lactancia materna para el crecimiento y salud de tu bebé.

Pero más allá de favorecer su desarrollo, le puede ayudar en su vida futura.

Y es que según los resultados de un curioso estudio, demuestran que “los bebés que son amamantados tienen más probabilidades de ascender en la escala social cuando llegan a la edad adulta” .

El estudio, fue realizado por científicos de la Universidad de Bristol, quienes monitorearon el progreso de 1.400 bebés, nacidos entre 1.937 y 1.938, durante 60 años.


Los resultados, no dejan de ser sorprendentes; los que habían sido amamantados, tuvieron un 41% más de posibilidades de ascender en la escala social, que aquellos que habían sido criados a biberón.

Esto puede deberse a que la lactancia materna, además de contribuir con el sistema inmunitario, haciendo a los bebés menos propensos a contraer ciertas enfermedades, también está relacionada con un coeficiente intelectual más alto, ya que favorece el desarrollo y maduración del cerebro.

Si esto es así, es lógico relacionar al amamantamiento con mayores oportunidades, producto de un más alto desarrollo cognitivo.

De hecho, se analizaron casos de hermanos, criados en el mismo seno familiar, y bajo las mismas condiciones socio-económicas, a excepción de que uno había recibido alimentación materna y el otro artificial.

¿Y que pasó con ellos?, el alimentado con leche materna, ha tenido un 16% más de posibilidades de crecer social y económicamente, respecto al que había sido alimentado con leche de fórmula.

A propósito de esto, vale la pena recordar, que los lactantes alimentados mediante leches de fórmula o de vaca, son más propensos a las deshidrataciones, a los cólicos, a las diarreas, a presentar bajos niveles de calcio y de hierro, a las dermatitis y a las enfermedades respiratorias, entre otras.

Es importante que recuerdes que la leche materna, es la mejor fuente de alimentación de tu hijo, durante los primeros 12 meses de vida, para luego convertirse en un complemento hasta el segundo año de vida.

Y según se ha comprobado, la leche materna es más rica en grasa y energía después de un año de practicar la lactancia, al igual que los sistemas protectores que favorecen el desarrollo del sistema inmunitario, razón más que suficiente para prolongar la lactancia todo el tiempo que puedas.

Conociendo los resultados de este estudio, debería ser un motivo más para fomentar la lactancia materna cueste lo que cueste. ¡Tu bebé lo merece!

Fuente: BBC; La Leche League

Fotos de Fran González

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...