La lactancia materna mejora la capacidad pulmonar de los bebés

capacidad pulmonar bebés

La lactancia materna mejora la capacidad pulmonar de los bebés, así se ha concluido en un estudio presentado por un grupo de investigadores de la Universidad del Sur de Carolina (Estados Unidos). Cada descubrimiento relacionado con la lactancia materna muestra nuevos beneficios otorgados por la leche materna, de hecho, la lista cada vez se amplía más siendo mayor el número de argumentos por los que es recomendable ofrecer leche materna a los bebés.

En este caso, los investigadores han podido constatar que los niños que habían sido amamantados al menos durante cuatro meses, presentaban una mayor capacidad pulmonar a la edad de 10 años en comparación con niños que disfrutaron de menor tiempo de este tipo de alimentación. Al parecer, tener que mamar para poder alimentarse obliga al bebé a realizar un esfuerzo pulmonar que se traduciría en un desarrollo más efectivo de su sistema respiratorio y una mayor capacidad de sus pulmones.

La investigación tomó los datos pertenecientes a 1.033 niños de una edad media de 10 años desde su nacimiento, los datos sobre la capacidad pulmonar reflejaban que los niños que habían sido amamantados cuatro meses o más, presentaban hasta 54 mililitros más de capacidad pulmonar. También se muestra que los niños de 10 años que disfrutaron de la lactancia materna pueden exhalar más rápidamente el aire de sus pulmones llegando a ser la exhalación de 180,8 mililitros más por segundo en comparación con los niños que no fueron amamantados, este dato está claramente relacionado con el esfuerzo realizado en la acción de alimentarse mediante la lactancia materna.

Otro dato interesante que aporta la investigación y que muestra la necesidad de prolongar la lactancia materna más de cuatro meses, es que apenas había diferencias entre los niños que no fueron amamantados y los que fueron amamantados menos de los cuatro meses. Hay madres que deciden retirar el pecho después de tres meses por cuestiones estéticas, creyendo que los pechos se caen por la lactancia, algunos estudios muestran que esto no es verdad. Otras madres ni siquiera consideran amamantar a sus hijos, una verdadera lástima teniendo en cuenta los grandes y numerosos beneficios que recibe el bebé.

Volviendo al estudio, según los expertos, la presión que deben ejercer los bebés para comenzar la succión antes de que la leche comience a aflorar es superior a la que deben realizar cuando se alimentan a través del biberón, las pruebas realizadas así lo demuestran y explican por qué es superior la capacidad pulmonar. La lactancia materna favorecería además que los niños disfrutaran de una mejor salud física como consecuencia de la mayor capacidad pulmonar.

Si quieres ofrecer a tu bebé una mayor calidad de vida, mejor inmunidad frente a las enfermedades, mayor capacidad para disfrutar de los alimentos durante su desarrollo o más inteligencia, es fundamental ofrecerle al menos un año de lactancia, una tarea que será recompensada viéndole crecer de forma óptima.

Si quieres conocer más detalles del estudio, ha sido publicados en la revista electrónica Thorax.

Vía | BuenaSalud
Foto | Vladislav Gansovsky

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...