La lactancia materna es más saludable y más barata

El nivel socioeconómico de las madres condiciona el tiempo de lactancia, pero curiosamente un estudio ha relacionado una situación económica deprimida con un tiempo más reducido de lactancia materna.

Lactancia infantil

Como sabemos, la lactancia materna es más saludable y más barata que cualquier leche de fórmula, siempre ensalzamos las bondades y beneficios que ofrece la leche materna a los bebés, mejora el sistema inmunológico, recibe nutrientes específicos que no recibiría a través de otro tipo de alimentación, mejora el desarrollo del bebé, afianza los lazos afectivos con la madre, y podríamos destacar mil y una razones más. Pero también hay que destacar el ahorro económico que supone y más en estos tiempos de crisis económica donde cada euro cuenta.

Hoy hemos podido conocer un estudio desarrollado por el servicio de Pediatría del Hospital General de Elche, estudio que ha logrado alzarse con el premio que otorga la Asociación Española de Pediatría a la mejor comunicación. En este trabajo se pone de manifiesto que una buena parte de las mujeres que optan por dar el pecho a sus bebés tienen una situación económica mucho más holgada. Lógicamente deberíamos creer que son las madres con una situación económica más deprimida las que ofrecerían lactancia materna. Parece ser que la finalidad de la investigación era determinar la relación entre lactancia materna y situación económica, a fin de poder detectar de forma periódica los factores asociados al abandono de la lactancia, hay que decir que los investigadores han tenido en cuenta otros estudios que trataban el mismo tema, en ellos se identificaba el nivel socioeconómico como factor determinante en la duración de la lactancia materna.

Los resultados obtenidos son interesantes y de gran valor, ya que permiten diseñar nuevas campañas y programas de apoyo y promoción de la lactancia materna en una dirección adecuada, teniendo en cuenta el modo de actuar de las madres de hoy en día. En la investigación los especialistas trabajaron con un grupo de 350 mujeres con bebés recién nacidos sanos, que fueron atendidas en el mencionado hospital entre el año 2010 y el año 2011. Primero rellenaron un cuestionario cuando abordaban el tercer trimestre del embarazo, en el que se les preguntaba por la situación económica, los ingresos del hogar y la intención que tenían ante la lactancia materna. Posteriormente y una vez acontecido el parto, durante la estancia en el hospital, se les volvió a ofrecer otro cuestionario sobre lo que les pareció el apoyo profesional que recibieron y el estatus de la lactancia.

Transcurridos cinco meses después del parto, se les envió al domicilio un cuestionario para que volvieran a responder las mismas preguntas. Los datos obtenidos reflejan que una buena parte de las mujeres con mayor nivel de ingresos económico proporcionaban lactancia materna a sus bebés, en cambio, era mayor el número de mujeres con ingresos económicos reducidos las que terminaban abandonando la lactancia materna. Según leemos aquí, los expertos apuntan que este segmento de mujeres tenían menos acceso a la información y sus hábitos de vida eran menos saludables que los del primer grupo.

Este estudio curiosamente muestra una relación distinta a la que cabría esperar, menos ingresos económicos se ha asociado a una mayor tasa de abandono de la lactancia materna antes de que el bebé cumpla cinco meses de edad, y como sabemos la OMS aconseja un periodo más largo de lactancia materna. A esto habría que añadir las conclusiones de algunos estudios como el que indica que introducir los alimentos sólidos en los bebés antes de tiempo favorecería la predisposición a la obesidad en edad adulta, este segmento de madres con un nivel socioeconómico más reducido tendría un mayor riesgo de ello, recomendamos la lectura del post El consumo elevado de carbohidratos en los bebés favorecería la obesidad en edad adulta.

Volviendo al tema, sabiendo que la lactancia materna es más saludable y más barata, es difícil comprender por qué las madres con una situación económica más deprimida, abandonan antes a sabiendas de que además de la salud del bebé, favorecería el ahorro. Seguramente se desarrollarán nuevos estudios sobre el tema para tratar de esclarecer otros motivos que quizá se hayan pasado por alto.

Más información | AEPED
Foto | Vladislav Gansovsky

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...