La lactancia materna a largo plazo mejora el desarrollo neurológico de los niños

Una nueva investigación determina que la lactancia materna a largo plazo ofrece beneficios neurológicos que se prolongan en los años, al menos así se ha constatado en los niños con cuatro años de edad que habían disfrutado de un periodo de lactancia como mínimo de seis meses.

Beneficios de la lactancia materna

Un estudio realizado por investigadores del CREAL (Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental), determina que la lactancia materna a largo plazo, es decir, dar el pecho a los bebés entre 6 y 12 meses tal y como recomiendan organísmos como la OMS, mejora el desarrollo neurológico de los niños cuando tienen cuatro años de edad. Aunque los resultados obtenidos apuntan esta relación, los investigadores tienen problemas para determinar qué factores están relacionados en este beneficio.

Los especialistas tuvieron en cuenta varios factores, la clase social de la madre, el nivel de educación e inteligencia, los síntomas psicopatológicos, la cantidad de ácidos grasos del calostro… ninguno de estos factores explican la asociación entre lactancia materna y desarrollo neurológico infantil a largo plazo. De todos modos, los resultados muestran una relación que será investigada, cada nuevo estudio que se realiza en torno a la lactancia materna, no hace más que reafirmar la necesidad de que las madres amamanten a sus bebés un mínimo de 6 meses, los beneficios se prolongan mucho más de lo que nos podamos imaginar.

En la investigación se trabajó con un grupo de 657 mujeres embarazadas entre julio de 2004 y julio de 2006, a estas mujeres se les pidió su participación cuando fueron a hacerse la ecografía del primer trimestre del embarazo en el centro de salud pública de Sabadell (Barcelona). En el estudio se tuvo en cuenta que el 99’5% de los españoles cuenta con un seguro de salud pública, estimándose que entre el 70% y el 90% de las mujeres utilizan los servicios de salud pública para realizar el control y seguimiento del embarazo. La tasa de participación en la investigación alcanzó el 60% y se realizó un seguimiento que culminó con unas pruebas neuropsicológicas realizadas a los niños cuando cumplieron los cuatro años de edad.

Como decíamos, se tuvieron en cuenta varios factores, un 23% de las madres habían cursado educación secundaria y estaban en el grupo de la clase social media-alta, la media de edad de las mujeres se situaba en los 32 años, se tuvieron en cuenta otros factores como el hábito de fumar, hasta el 13% de las madres fumaron durante el embarazo. El 15% de las madres amamantaron a sus bebés una media de 17 semanas, para los investigadores es un periodo de tiempo insuficiente, por lo que en este caso se descarta que pudiera tener efectos beneficiosos en el desarrollo neurológico de los bebés.

Los expertos explican que se han realizado numerosos estudios en torno a la lactancia materna con un mínimo de 6 meses de duración, las investigaciones sobre los efectos beneficiosos en el neurodesarrollo ha sido uno de los factores que más se han estudiado. Explican que durante los primeros años de vida el desarrollo cerebral es intenso y que cualquier factor que aumente o interrumpa dicho desarrollo puede provocar efectos permanentes sobre las funciones cerebrales, la interrupción temprana de la lactancia sería uno de esos factores. A esto hay que añadir que el cerebro en la infancia es muy sensible a la exposición de los riesgos ambientales, sean factores físicos, psicológicos, sociales o biológicos, éstos modulan la estructura y la función cerebral, en la que también participan genes y mecanismos de expresión génica.

Una lactancia materna completa protege y mejora el desarrollo de las funciones cognitivas en niños de cuatro años, posiblemente si se realizara un estudio ampliando el rango de edad, se podría determinar que estos beneficios se prolongan a lo largo de la vida. De todos modos y como hemos indicado antes, dado que no se ha determinado la conexión, posiblemente se desarrollarán nuevas investigaciones en esta línea.

Es una prueba más de lo necesario que es amamantar a los bebés durante el plazo aconsejado por los especialistas para que en un futuro cuenten con plenas capacidades neurológicas. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en CREAL.

Foto | Christyscherrer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...