La industria de los alimentos infantiles necesita mejores productos y un etiquetado más claro

Un informe de Public Health England pone de manifiesto que la industria de los alimentos infantiles, necesita mejores productos y un etiquetado más claro. En la revisión se han encontrado productos con un elevado contenido en azúcar, recomendaciones de edad de consumo que no cumplen con las recomendaciones de las agencias de salud, etc.

Alimentación infantil

Hoy conocemos un informe de Public Health England, agencia ejecutiva del Departamento de Salud y Asistencia Social del Reino Unido, en el que tras haber realizado una revisión de los alimentos comerciales para niños de hasta 36 meses de edad, se concluye que la industria de los alimentos infantiles necesita mejores productos y un etiquetado más claro.

El informe titulado Foods and drinks aimed at infants and young children: evidence and opportunities for action (Alimentos y bebidas dirigidos a bebés y niños pequeños: la evidencia y las oportunidades de acción), muestra que existen claras incoherencias entre los consejos nacionales sobre alimentación infantil y la presentación de algunos alimentos y bebidas comerciales destinadas a los bebés.

Entre algunas de las conclusiones obtenidas, se destaca que algunos alimentos que se comercializan como snacks saludables, se encuentran entre aquellos productos que tienen el mayor contenido de azúcar, que se lleva a cabo una estrategia para impulsar las meriendas dulces, que la comercialización de un producto alimenticio y su etiquetado engañoso promueve la introducción de los alimentos sólidos antes de lo que recomiendan las instituciones oficiales, que algunos productos no tienen una composición equilibrada, y que los productos no siempre proporcionan instrucciones claras de preparado.

Se puede decir que son muchos los puntos en los que se falla y esto obliga a dar un toque de atención serio a la industria. Probablemente en España suceda algo similar, por lo que no estaría mal que se llevar a cabo una revisión minuciosa que pusiera al descubierto este tipo de problemas con el propósito de que se solucionaran.

El informe apunta que los snacks representan un 34’5% del mercado total, y que el mayor contenido de azúcar se encuentra en los snacks de frutas desecadas y procesadas, que no deberían comercializarse como productos adecuados para que los niños coman entre las comidas. El crecimiento de este segmento de la industria alimentaria, muestra que estos alimentos son considerados por los padres como productos adecuados y apropiados para la dieta de los bebés y niños pequeños. Esto no debe ser así ya que pueden contener tanto azúcar como los productos de confitería, por ejemplo, los snacks de frutas y verduras llegan a tener hasta 47’5 gramos de azúcar por 100 gramos de producto.

En el informe se han revisado 1.120 alimentos y bebidas para bebés, uno de cada cuatro estaba dirigido a bebés a partir de cuatro meses, a pesar que el consejo de los organismos de salud, apunta que no se deben proporcionar alimentos sólidos hasta que los pequeños cumplan los seis meses de edad. Por ello y con el fin de cambiar la situación, tras la revisión realizada se recomienda mejorar el contenido nutricional de los productos para bebés, que el etiquetado sea transparente y honesto, que los productos con alto contenido en azúcar no puedan llevar mensajes como aptos para consumir entre comidas, y que se restrinja el uso de las declaraciones de salud en productos de alimentación infantil.

Parece evidente que la industria de la alimentación infantil (una parte) hace caso omiso de las recomendaciones de las agencias de salud, por lo que, en vez de realizar recomendaciones, se debería poner en marcha una legislación que evitara estos problemas. Del mismo modo, los padres deben acostumbrarse a leer las etiquetas y evitar esos productos que contienen exceso de azúcar y bajo otros nombres, es lo que se denomina azúcar oculto. Lo dicho, no estaría mal que se realizara una revisión de los alimentos infantiles que se comercializan en nuestro país, seguro que nos llevamos más de una sorpresa.

Podéis conocer todos los detalles del informe a través de este artículo publicado en la página web del Departamento de Salud y Asistencia Social del Reino Unido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...