La ictericia de los recién nacidos

La ictericia de los recién nacidos, es causada por un exceso de bilirrubina en sangre, y es una de las condiciones más frecuentes que suelen presentar los bebés. En la mayoría de los casos, se trata de algo fisiológico, que no presenta mayores problemas y que suele revertirse por sí solo. En otros casos, requerirá un tratamiento especial.
Es el pediatra quien se encargará de evaluar si es algo benigno o no, y del tratamiento a seguir.
En este post te ayudaremos a identificarla y te diremos que hacer en el caso de que le observes a tu bebé una tonalidad amarillenta.

Seguramente hayas oído algo acerca de la bilirrubina. Más aún si has sido madre recientemente.

Quizá a tu bebé en sus primeras horas o días de vida, le hayas notado una coloración amarillenta en su piel.

Bebé con ictericia en tratamiento con fototerapia

Bebé con ictericia en tratamiento con fototerapia

A esa condición, se la denomina ictericia, y es esa típica coloración amarillenta de la piel y de la esclerótica (el blanco de los ojos), causado por un exceso de bilirrubina en sangre.

Algunos papás al leer esto, se preguntarán, ¿qué es la bilirrubina?; la bilirrubina, es el producto resultante de la descomposición de los glóbulos rojos.

La bilirrubina, se procesa en el hígado, y se excreta en forma de bilis hacia el intestino.


La ictericia, aparece cuando la bilirrubina, se acumula en la sangre, porque el hígado, no llega a descomponerla del todo.

Esto se produce en general, porque el hígado del bebé, no está lo suficientemente maduro para hacerlo y le cuesta eliminarla con la suficiente rapidez, entonces ésta se acumula en la sangre, con la consecuente aparición de esa tonalidad amarillenta.

Pero no te asustes, que en la mayoría de los casos, se trata de una ictericia fisiológica, presente en la mayoría de los recién nacidos, que suele aparecer entre el segundo y cuarto día de vida, y tiende a desaparecer por sí sola, cuando el bebé cumple la semana o dos semanas de vida.

Será el pediatra quien evalúe y realice un seguimiento de esa ictericia, para determinar si se trata de un proceso benigno o si por el contrario, puede deberse a algo patológico.

Si la bilirrubina en sangre, permanece alta, y no cede con el correr de los días, entonces si será necesario recurrir a algún tipo de terapia para bajar estos valores.

Es frecuente que en estas ocasiones, se lo interne al bebé, para ponerlo bajo una lámpara de luz ultravioleta, ya que la luz, le ayudará a descomponer la bilirrubina con mayor velocidad, ayudando a su eliminación. A este tratamiento, se lo denomina fototerapia.

Recién nacido con una ligera ictericia

Recién nacido con una ligera ictericia

Existe un tipo de ictericia, más severa, causada por una incompatibilidad de grupo sanguíneo Rh; y es cuando un bebé tiene un grupo sanguíneo distinto al de su madre, en este caso, la madre puede producir anticuerpos, que destruyen los glóbulos rojos del niño.

Es un tipo de ictericia más compleja, pero que gracias a los avances de la ciencia, hoy por hoy se puede prevenir y tratar exitosamente.

En este tipo de ictericia, algunas veces, es necesario realizar un recambio completo de la sangre del bebé, para eliminar el alto exceso de bilirrubina de su sangre.

Por esto es importante que observes la coloración y aspecto general de tu bebé, durante las primeras horas de vida, y es fundamental el control médico, con quien será el pediatra de tu bebé, apenas te den de alta en el hospital.

Foto 1 de simon.tristan
Foto 2 de Lucas M Viola

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...