La gripe A

La gripe A

Las previsiones mundiales es que en un momento u otro gran parte de la humanidad cogerá la gripe A en algún momento, afortunadamente hoy en día no está siendo tan agresiva como se esperaba aunque eso no evita que estemos en el nivel 5 considerado como pandemia inminente, en Europa los casos ya se acercan a los 300 de ellos 150 han sido en España, los países más afectados han sido Estados Unidos, México y Japón.

Al contrario que con la gripe normal las personas mayores son las más inmunes a la enfermedad, un 33% de la sangre de personas de más de 60 años podía fabricar anticuerpos contra el virus mientras que el porcentaje baja al 9% en las edades entre 18 años a 64 años y lamentablemente se sitúa en el 0% de anticuerpos en los pequeños. Lo bueno de ello es que la tasa de mortalidad será inferior al centrarse en la población más sana  y fuerte. Aunque pronostican que media Europa cogerá la gripe A afirman que será de una forma leve y sin complicaciones mayores, 5.000 millones de vacunas estarán listas en menos de un año.

Como hemos dicho se centra principalmente en la población infantil en el grupo entre cinco y catorce años, una vez que aparecen los síntomas el desarrollo de la enfermedad es de unos quince días. Los síntomas son similares a la gripe normal, tos, fiebre repentina, dolores musculares, dolor de cabeza, escalofríos, debilidad, vómitos, diarrea. Los síntomas de la gripe A empiezan rápidamente y son más severos que los de la gripe normal. Acudir a urgencias inmediatamente si el niño presenta color azulado, dificultad al respirar, si no toma líquidos, si no se despierta, fiebre muy alta, sarpullidos, si no para de llorar o si los síntomas remiten y vuelven después más fuertes.

En cuanto a las madres que padecen la enfermedad y están dando el pecho, pueden continuar dándoselo, ya que la leche materna proporciona muchos anticuerpos de manera que si se contagia será de manera leve y lo más probable es que no lo haga. Para prevenir intenta enseñar a los niños a lavarse las manos con frecuencia, evita los lugares cerrados, evitar los saludos directos y utilizar pañuelos de papel al estornudar o toser. Los niños enfermos deben evitar juntarse con las personas con enfermedades crónicas, utilizar mascarillas en caso de convivir con personas con la gripe A.

Foto| Patrizier-Design

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...