La fórmula infantil elaborada con leche de cabra tiene mayor similitud con la leche materna

Según los resultados de una investigación australiana, la fórmula infantil elaborada con leche de cabra tiene mayor similitud con la leche materna, ello es debido a que ambos tipos de leche comparten varios oligosacáridos de interés para los bebés.

oligosacáridos prebióticos en la leche de cabra

Un estudio elaborado por expertos de la Universidad RMIT (Australia), concluye que la fórmula infantil elaborada con leche de cabra tiene mayor similitud con la leche materna, los investigadores analizaron el contenido en oligosacáridos naturales presentes en dos fórmulas elaboradas con leche de cabra, sus propiedades prebióticas y antiinfecciosas.

Los resultados mostraron que, de los 14 oligosacáridos prebióticos naturales presentes en la leche de fórmula elaborada con leche de cabra, cinco están presentes en la leche materna. Estos oligosacáridos son efectivos para promover el crecimiento de bifidobacterias en la flora intestinal, bacterias que pueden inhibir la capacidad de microorganismos patógenos como la bacteria de la E. coli, de adherirse a las células de las paredes intestinales.

Los expertos comentan que sus resultados muestran que la fórmula elaborada con leche de cabra tiene propiedades de gran interés, el alimento podría proteger a los bebés de las infecciones gastrointestinales. En el estudio se encontraron dos tipos de oligosacáridos con más presencia en la fórmula infantil con leche de cabra, los fucosilados, elemento abundante en la leche materna y foco de interés en la industria de la leche de fórmula, y los sialilados, que juegan un papel importante por sus propiedades antiinfecciosas y que también están presentes en la leche materna humana.

La leche materna tiene una gran variedad y un suministro abundante de oligosacáridos, de los que se sabe que proporcionan beneficios significativos a la salud de los bebés, mantienen una flora intestinal saludable con colonias bacterianas proporcionadas, favorecen el desarrollo del sistema inmunológico, protegen contra las infecciones gastrointestinales, etc. La leche de vaca se suele utilizar como alternativa para elaborar la leche de fórmula, pero los resultados iniciales muestran que la leche de cabra es más cercana a la leche materna en algunos aspectos, especialmente en su contenido en oligosacáridos, por lo que sería la ideal para preparar las fórmulas infantiles.

Lo cierto es que anteriormente ya se han realizado algunos estudios que apuntaban que la leche de cabra es mejor que la de vaca para preparar la fórmula infantil, recordemos que en el año 2012 fue aceptada por la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) para la alimentación de lactantes, es decir, cuenta con el aval de los diferentes reguladores de salud.

De todos modos, se trata de un estudio realizado en un entorno de laboratorio donde han analizado los valores de la leche, ahora es necesario que se realicen ensayos clínicos para confirmar que realmente ofrecen los beneficios indicados a los bebés. De confirmarse, quizá los fabricantes de fórmulas deberían empezar a considerar la introducción de la leche de cabra como sustituto de la leche de vaca.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de la revista científica British Journal of Nutrition.

Foto | Jérôme Decq

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...