La FDA recuerda que los cojines o almohadas antivuelco infantiles son un riesgo para los bebés

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ha vuelto a emitir un comunicado advirtiendo a los padres para que eviten el uso de cojines o almohadas antivuelco infantiles, ya que se han registrado varios casos de muerte por su uso, así como posiciones adoptadas por los bebés que suponían un riesgo para su integridad.

Posicionadores de bebés

La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) advierte a padres y cuidadores para que eviten el uso de cojines o almohadas antivuelco infantiles, ya que son un riesgo para los bebés pudiéndoles provocar asfixia y la muerte. Hay que decir que no se trata de una novedad, la FDA ya ha emitido advertencias en varias ocasiones sobre estos posicionadores de bebés. En vez de advertencias y dado el riesgo que supone este tipo de productos. se deberían prohibir, sin embargo, en internet encontramos una amplia oferta de ellos, sea en páginas estadounidenses, españolas, alemanas, etc.

Existen muchísimos modelos de cojines antivuelco en el mercado y se anuncian como ideales para evitar la muerte súbita, ya que se controla la posición del bebé evitando que pueda girarse o darse la vuelta, por lo que evita que los pequeños puedan adoptar posturas que favorezcan la asfixia o el atragantamiento. Los dos tipos más comunes que se encuentran en el mercado son uno que cuenta con un cojín a derecha e izquierda, actuando de barrera protectora, y otro similar que además integra una cuña que eleva la cabeza del bebé, ambos modelos están diseñados para bebés de hasta seis meses.

La FDA explicaba en el año 2013 que estos cojines habían provocado la muerte de 12 bebés durante la última década al haberse quedado encajados entre el posicionado y el lateral de la cuna. Quizá parece un riesgo pequeño pero en lo que respecta a productos para bebés, el riesgo debe ser cero. Por otro lado, se recibieron varias advertencias de casos en los que se había colocado al bebé en el cojín, apareciendo posteriormente en posiciones peligrosas. Sobre la prevención de la muerte súbita, la FDA aclaró que no existía ningún estudio que demostrara su efectividad, tampoco previene otros problemas como el reflujo gastroesofágico o la plagiocefalia (en el caso de los posicionadores con cuña).

La Administración de Alimentos y Medicamentos comenta que para reducir el riesgo de las muertes infantiles relacionadas con el sueño, lo mejor es seguir los consejos de la Academia Americana de Pediatría, los bebés deben dormir boca arriba sobre una superficie firme y libre de objetos, ni peluches, ni almohadas, ni ropa de cama, etc. Merece la pena retomar la lectura de este post en el que hablábamos de un estudio desarrollado por expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Pensilvania, los expertos realizaron una evaluación del entorno del sueño infantil constatando que muchos padres siguen colocando a su pequeño boca abajo, colocaban en la cuna almohadas, cojines, peluches, etc.

Esto demuestra que los mensajes de advertencia no llegan a los padres, de ahí que los expertos del mencionado estudio considerasen prioritario poner más énfasis en las campañas preventivas, recomendar a los pediatras que hablen del tema con los padres, etc. Decimos esto, porque una nota como la emitida por la FDA va a servir de poco, lo correcto sería prohibir este tipo de cojines posicionadores, u obligar a las empresas que los fabrican a cambiar el diseño garantizando, con estudios científicos, que no son peligrosos.

La FDA ha emitido una serie de consejos que os transcribimos a continuación:

No use NUNCA posicionadores para dormir infantiles. Usar este tipo de productos para que un bebé permanezca recostado sobre su espalda o de lado es peligroso.

No ponga NUNCA almohadas, cobijas, sábanas sueltas, edredones ni colchas debajo de un bebé o en la cuna. Estos productos pueden ser peligrosos. Los bebés no necesitan almohadas, y usar ropa adecuada, en lugar de cobijas, puede mantenerlos calientes.

Mantenga SIEMPRE las cunas y las áreas de dormir despejadas. Eso significa que tampoco debe poner nunca objetos blandos o juguetes en las áreas de dormir.

Coloque SIEMPRE al bebé boca arriba por la noche y durante la siesta. Una manera fácil de recordar esto es siguiendo el ABC del sueño seguro: “A solas, Boca arriba y en una Cuna vacía.

Así que ya lo sabéis, es preferible seguir estos consejos y evitar este tipo de supuestos protectores a fin de evitar correr ningún riesgo. Podéis conocer más detalles de la recomendación de la FDA a través de este artículo de su página web.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...