La falta de lactancia materna puede generar diabetes infantil

Expertos en salud han indicado que los bebés que no son alimentados con leche materna tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes.

lactancia

Aun cuando se realizan todo tipo de campañas con el objetivo de alentar a las madres a ejercer la maravillosa práctica de la lactancia materna a la hora de alimentar a sus bebés, lo cierto es que son muchas las mujeres que se decantan hacia otros métodos de alimentación y dejan de darle el pecho a sus niños luego de los dos o tres primeros meses de vida.

Al respecto es importante que las madres conozcan tanto los grandes beneficios derivados de la lactancia materna, como las posibles consecuencias, ya que una de ellas puede ser la de hacer que el niño sea mucho más vulnerable a desarrollar diabetes infantil, algo que la mayoría desconoce como dato de importancia.

La organización civil El Poder del Consumidor es la que ha advertido justamente este dato, que indica que la ausencia de lactancia materna aumenta de forma considerable el riesgo de obesidad en el bebé, por lo que se vuelve campo fértil para el desarrollo de diabetes o de enfermedades coronarias, gastrointestinales y alérgicas.

La investigadora en salud alimentaria, la doctora Katia García es quien ha dado mayores informes sobre el riesgo que corren los niños alimentados con fórmulas lácteas u otros derivados, ya que tienen mayor chance de presentar obesidad hacia los primeros años de vida, riesgo que comparten con aquellos pequeños que nacen por cesárea, y explica:

” Los niños alimentados con lactancia exclusiva durante los primeros 6 meses tuvieron 30% menos posibilidad de presentar sobrepeso y 40% menos riesgo de presentar obesidad y en cuanto a la cesárea otro estudio demuestra que los niños nacidos por cesárea presentaron el doble de obesidad que los niños nacidos por parto natural, al darles un seguimiento desde el nacimiento hasta los 3 años de vida”.

La experte ha indicado que las leches en polvo que se consiguen en el mercado pueden llegar a ser perjudiciales ya que pueden distorsionar la capacidad del gusto de los bebés por el azúcar algo que hace que luego ya no quieran tomar de la leche materna y que tengan un especial interés por los alimentos más azucarados.

Vía | Wradio
Foto | c.mcbrien

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...