La EFSA actualiza las recomendaciones sobre el contenido nutricional de la leche de fórmula

A través de la página web de la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea), podemos saber que se han actualizado las recomendaciones sobre el contenido nutricional de la leche de fórmula y los preparados de continuación. Se han revisado los valores nutricionales y se han realizado algunos cambios, sobre todo en lo que respecta al contenido de proteínas.

Alimentación infantil

La EFSA acaba de publicar nuevas recomendaciones sobre los niveles energéticos de macronutrientes y micronutrientes que debe contener la leche de fórmula para lactantes. Esta información se complementa con el dictamen científico sobre la composición básica que deben contener los preparados de continuación. Todos los datos han sido revisados y actualizados según las investigaciones más recientes, realizándose los cambios oportunos según los resultados de los estudios.

La información facilitada por el panel de la EFSA responsable de los Productos Dietéticos, Nutrición y Alergias, se basan en el principio de que las fórmulas de continuación son seguras y adecuadas para satisfacer las necesidades nutricionales de los bebés, así como para facilitar el desarrollo y crecimiento. El panel recomienda los valores mínimos y máximos energéticos que deben contener los alimentos de fórmula para bebés de hasta 12 meses de edad, un baremo que se sitúa entre las 60 y 70 kilocalorías por cada 100 ml de producto.

A continuación podéis ver la tabla con las cantidades propuestas de macronutrientes en fórmulas infantiles (IF), preparados de continuación (FOF) y los valores mínimos y máximos de proteína de soja (ISP).

Regulación sobre el contenido nutricional de la leche de fórmula

Las cantidades de grasa y carbohidratos recomendadas no difieren significativamente de las cantidades recomendadas en la normativa vigente. Sin embargo, el grupo de expertos propone un cambio en los valores máximos de proteína, reduciéndose de 3 gramos a 2’5 gramos por cada 100 kcal en las fórmulas infantiles para lactantes, y una reducción de 3’5 gramos a 2’8 gramos por cada 100 kcal en las fórmulas de continuación que contienen proteína de soja o proteína hidrolizada.

La razón de este cambio es que los expertos consideran que no existen evidencias de que sea necesaria una alta ingesta proteica para satisfacer las necesidades fisiológicas de los bebés, creen que los valores actuales están por encima de los requisitos necesarios. Para micronutrientes el grupo propone unos niveles mínimos, se considera que se cubren las necesidades nutricionales de casi todos los bebés nacidos a término que están sanos, desde un punto de vista nutricional no se cree que haya necesidad de exceder el contenido de macronutrientes en las fórmulas de continuación.

Otras conclusiones a las que se han llegado son, la leche de vaca, leche de cabra y proteína aislada de soja son fuentes de proteínas seguras y adecuadas para los lactantes y en los preparados de continuación a base de proteína intacta. Se considera que la inocuidad y la aptitud de cada fórmula de continuación para lactantes que sea específica y que contiene proteínas hidrolizadas deberán ser evaluadas antes de su uso. También se concluye que no es necesario añadir ácido araquidónico, ácido eicosapentaenoico, oligosacáridos no digeribles, probióticos o simbióticos, cromo, fluoruro, taurina y nucleótidos para lactantes y preparados de continuación.

Hay mucho más que destacar, os recomendamos acceder al comunicado de la EFSA para conocer con detalle las recomendaciones sobre el contenido nutricional de la leche de fórmula y preparados de continuación.

Foto | Acodrocc

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...