La dermatitis alérgica afecta al 5% de los bebés

El 5% de los bebés en edad lactante son propensos a desarrollar dermatitis alérgica, que procede inflamando la piel, generando molestias y picazón en el cuerpo en zonas que pueden llegar a lastimarse si los niños se rascan, con el correspondiente riesgo de desarrollar infecciones.

La dermatitis alérgica es una enfermedad que se hace evidente cuando se presentan zonas inflamadas en la piel que suelen ser incómodas y provocar picazón en los niños, lo que de forma lógica hace que los pequeños se rasquen llegando a provocar en ocasiones graves heridas que de no ser bien curadas pueden infectarse En los peores cuadros la piel se de ciertas partes del cuerpo se puede ver seriamente perjudicada cambiando su aspecto a lo que es conocido como ‘piel de naranja’, o celulitis.

Expertos en salud han hecho referencia al hecho de que nada menos que el 5% de los bebés lactantes sufre de dermatitis alérgica o atópica, algo que si o si debe ser atendido por un médico, para ofrecer al niño afectado el mejor tratamiento lo antes posible, como explica la dermatóloga Julia Pancorbo.

“este tipo de dermatitis se manifiesta como una inflamación en la piel y prurito excesivo, lo que ocasiona que el menor se rasque y provoque excoriaciones que pueden llegar a producir heridas que, en casos extremos, lugar a una celulitis”…“Los niños lactantes son más afectados porque no tienen un sistema inmunológico desarrollado, siendo más susceptibles para presentar cuadros alérgicos. Algunas madres que llevan a sus pequeños al médico piensan que es un tipo de infección por hongos o bacterias, pero no es así”.

En el caso de tener más niños en el hogar es valioso tener en cuenta que la dermatitis no es contagiosa, por lo que no hay que tomar medidas extremas, sino solamente tratar y atender al niño afectado ya que se trata de un proceso inflamatorio que desencadena el propio organismo ante un cuadro de alergia, lo que se manifiesta generalmente con zonas rojizas, piel seca y descamaciones en la gran mayoría de los casos.

“Lo que cambia en este tipo de inflamación de la piel conforme el niño va a creciendo es la localización de las lesiones. Por ello es importante  tener un cuidado especial ante  la presencia de animales con abundante pelaje, consumo de comidas en base a colorantes, y en los baños deben utilizar jabones apropiados, para que este cuadro no  empeore”.

Cuando se lleva al niño a la consulta médica es preciso que el especialista determine el grado de severidad que presenta la piel afectada del menor, para esto se realiza una evaluación médica por pasos en los que se incluye el dosaje de inmunoglobulina para conocer el daño de forma precisa, lo que posibilita comenzar un tratamiento sistémico que se basa en el uso de corticoides e histamínicos, siempre teniendo en cuenta la edad y el peso del niño. Este tratamiento generalmente se combina con la aplicación de cremas para aliviar la sensibilidad cutánea y en caso de haber heridas infectadas se suministran antibióticos, cremas hidratantes y jabones indicados para estos casos.

“Esta evaluación nos da un parámetro de cómo está yendo con este problema alérgico y vamos viendo los niveles de mejoría con el transcurso del tratamiento”.

Teniendo en cuenta que gran cantidad de niños son afectados por este problema es importante tener en cuenta ciertas medidas que permiten evitar el riesgo de contraer dermatitis, siendo lo más recomendable mantener un ambiente en el hogar completamente libre de alérgenos.

“No debe haber polvo, peluches  ni alfombras que pueden facilitar la existencia y reproducción de ácaros, así como evitar la presencia de animales con pelaje abundante, alimentos que contengan   muchos colorantes, saborizantes, enlatados, cítricos y  mariscos”…“En los niños lactantes, las madres deben mantener una higiene adecuada de la zona del pañal a base de agua y jabón y evitar pañitos húmedos, porque a veces contienen sustancias químicas que pueden irritar la piel del bebé, que de por sí ya es más sensible de lo normal”…“Es fundamental el uso de ropa de algodón que no sea ajustada y evitar ropa sintética  puede provoca mayor sudoración y puede producir escozor, aumentando el riesgo de padecer dermatitis”.

Vía | RPP
Foto | andrewmalone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...