La deficiencia de vitamina D en el embarazo puede afectar al desarrollo cognitivo y físico de los bebés

Según los resultados de una investigación china, es necesario evitar la deficiencia de vitamina D en el embarazo, ya que puede provocar problemas en el desarrollo cognitivo y físico de los futuros bebés. A raíz de estos resultados, los expertos recomiendan que se controle el valor de vitamina D en sangre para reducir esos posibles problemas que afectarán a los bebés durante su desarrollo.

Vitamina D para el desarrollo fetal

Según los resultados de un estudio desarrollado por expertos del Wenzhou Medical College y la Universidad de Soochow (China), la deficiencia de vitamina D en el embarazo puede afectar al desarrollo cognitivo y físico de los bebés. Los investigadores explican que a nivel mundial, las embarazadas tienen un alto riesgo de sufrir deficiencia de vitamina D, lo que conduce a problemas de salud en la descendencia, ya que el feto es totalmente dependiente de los valores de esta vitamina en su madre.

Cada vez más estudios apuntan que la deficiencia de esta vitamina es una probable causa de que los recién nacidos tengan problemas en el desarrollo neurológico y antropométrico, siendo factores de riesgo confirmados para que los bebés tengan un comportamiento atípico en la infancia. A esto hay que sumar que también provoca que tengan un peso inferior a lo normal en el primer año de vida, que sufran trastornos en el desarrollo del lenguaje y que tengan un mayor riesgo de sufrir autismo.

Otros estudios han dado como resultado respuestas inconsistentes, en este caso los investigadores creen que quizá se deba a que el desarrollo cerebral se realiza en varias etapas, por lo que existen diferentes ventanas de vulnerabilidad, tanto en la etapa prenatal como la postnatal. En esta nueva investigación se pretendía evaluar de manera más precisa la relación entre el nivel materno de vitamina D y el neurodesarrollo y la antropometría en bebés recién nacidos de China.

Para ello, estudiaron a un grupo de 160 mujeres (80 con deficiencia de vitamina D y 80 con un nivel superior a 50 nmol / l.), también se realizó un seguimiento a 60 recién nacidos de ambos grupos durante un periodo de seis meses. Los investigadores detectaron que entre los niños existía una diferencia significativa de peso, longitud y la medida de la circunferencia de la cabeza al nacer, también se constataron diferencias en el desarrollo cognitivo a los seis meses de edad.

Se constató que los niveles maternos de vitamina D por debajo de 50 nmol / l. se relacionaban independientemente con una mayor tendencia en los niños a tener un desarrollo motor bajo y una puntuación mental baja en la escala Bayley a los seis meses. La escala Bayley es una herramienta muy completa que permite detectar posibles retrasos en el desarrollo, así como la elaboración de un plan de intervención temprana para minimizar los efectos a largo plazo de estos problemas del desarrollo.

Los resultados han llevado a afirmar que el nivel de vitamina D materna está claramente asociado al desarrollo neurológico infantil y su antropometría (medidas del cuerpo). Pero como ocurre con muchos estudios, no se ha podido demostrar la causalidad, ya que existían algunas limitaciones en la investigación, como la naturaleza transversal del estudio o que la muestra de madres y bebés estudiados era pequeña. Sin embargo, a pesar de estas limitaciones, parece evidente la relación, por lo que se recomienda a las futuras mamás que vigilen sus valores de vitamina D en sangre para garantizar un correcto desarrollo de los bebés.

Podéis conocer todos los resultados de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Journal of Nutritional Science and Vitaminology.

Foto | Torsten Mangner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...