La deficiencia de hierro en los bebés ha aumentado peligrosamente

Según los datos de una investigación a largo plazo, la deficiencia de hierro en los bebés ha aumentado peligrosamente en las dos últimas décadas. Se atribuye el problema a la reducción del consumo de alimentos como los cereales enriquecidos y los alimentos con base de carne roja, pero esto es discutible, ya que la prevención se realiza desde antes del embarazo.

Carencia de hierro en la alimentación infantil

Según los resultados del estudio a largo plazo “Feeding Infants and Toddlers Study” realizado por expertos del Instituto Nestlé, en los últimos años la deficiencia de hierro en los bebés ha aumentado peligrosamente, por lo que la falta de este nutriente supone una amenaza para el desarrollo cerebral, así como la capacidad de aprendizaje de los niños.

Nestlé comenta que estos resultados muestran que hay un potencial nicho de mercado para el desarrollo de alimentos innovadores enriquecidos con hierro que puedan suplir la carencia y garantizar un correcto desarrollo. Según los expertos, se ha producido una progresión de la falta de hierro desde el año 2002, se ha observado que en 2016 uno de cada cinco bebés de entre seis y doce meses de edad no recibía el suficiente hierro, lo que supone un aumento de casi el doble de casos, en comparación con los datos del año 2002.

El aumento de casos de bebés con deficiencia en hierro va en paralelo a una caída en el consumo de cereales infantiles enriquecidos con hierro, y una caída del consumo de productos cárnicos durante los últimos 18 años. Según los responsables del estudio, los cereales enriquecidos con hierro, han sido durante mucho tiempo la principal fuente de hierro en la dieta de los bebés, de hecho, en el año 2002 el 82% de los bebés de 6 a 12 meses de edad los consumían. Sin embargo, en el año 2008 el consumo se redujo en este segmento de edad en un 65%, al que hay que sumar un 52% de caída en 2016. Con los productos basados en la carne de vacuno ocurre lo mismo, aunque de forma mucho menos significativa.

Según los expertos, en 2016 ocho de cada diez bebés que se alimentaban exclusivamente de lactancia materna tenían deficiencia de hierro, lo que hace plantear la posibilidad de innovar en este segmento de la alimentación infantil. Pero la realidad es que debería haberse citado que es muy importante que las futuras mamás reciban a través de la dieta y suplementos el hierro necesario para el desarrollo fetal, esa es la base para empezar a solucionar el problema. Evidentemente la multinacional barre para su casa y los resultados favorecen la promoción de alimentos infantiles enriquecidos con hierro, pero, siendo honestos, la prevención del problema se realiza incluso desde antes de la concepción del bebé.

Los datos de la investigación revelan que la deficiencia de hierro fue mucho menor en los bebés que fueron amamantados en el periodo indicado y recibían una alimentación complementaria a base de cereales, que los que recibieron lactancia materna o fórmula infantil en exclusiva. También apuntan que la falta de vitamina D es otro problema que se puede solucionar con ayuda de los suplementos o alimentos enriquecidos, pero de nuevo se trata de un problema que debe solucionarse desde el inicio del embarazo, las madres deben recibir la cantidad necesaria para favorecer el correcto desarrollo de los bebés y evitar que los recién nacidos tengan problemas en el desarrollo neurológico y antropométrico.

Los fabricantes de alimentación infantil deben incrementar el contenido en hierro en sus productos mediante la inclusión de carnes rojas y alimentos ricos en hierro, estrategia que ha tenido un gran éxito para algunas marcas de alimentación, pero repetimos, esta es una solución complementaria, ya que la verdadera prevención se realiza desde el comienzo del embarazo. Los expertos invitan a quienes quieran más información sobre las oportunidades alimentarias y de suplementos contra la deficiencia de hierro y otros nutrientes, visitar la página del Instituto Nestlé de Nutrición y en la página en la que se ha publicado el estudio.

Foto | Andrew Seaman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...