La cúrcuma puede proteger los pulmones de los bebés prematuros

Una investigación muestra que la curcumina, un colorante de la cúrcuma, tiene una acción protectora en el sistema respiratorio de los bebés prematuros.

Curcumina beneficios

Una nueva investigación realizada por expertos del Instituto LA BioMed de la Universidad de California, determina que la cúrcuma puede proteger los pulmones de los bebés prematuros, concretamente la curcumina, un pigmento que le otorga a la cúrcuma su característico color amarillo. Este pigmento resultaría eficaz para proteger el sistema respiratorio a largo plazo contra el daño pulmonar que en ocasiones resulta mortal para los prematuros.

La cúrcuma es una raíz que se extrae de una planta con el mismo nombre, es muy conocida por ser uno de los ingredientes principales del curry y por sus diversas aplicaciones culinarias. El caso es que la curcumina ha mostrado una gran capacidad para proteger a los bebés de problemas como la hiperoxia o la displasia broncopulmonar, una enfermedad crónica resultante del daño en los alveolos pulmonares en los niños, se producen unas cicatrices en el tejido pulmonar consecuencia de los productos de desecho resultantes de la descomposición del oxígeno en los pulmones, las cicatrices comprimen los bronquios y dificultan la respiración, llega menos oxígeno a los tejidos, por lo que en ocasiones es necesaria la asistencia con oxígeno y respiradores.

Los investigadores constataron que en muchas ocasiones los bebés prematuros necesitan terapias de oxígeno y asistencia respiratoria a causa de la insuficiencia pulmonar que padecen, pero estos tratamientos pueden provocar daños pulmonares permanentes y en los casos más graves pueden llegar a producir la muerte. Hasta la fecha no se sabía si la acción de la curcumina podía tener un efecto duradero, gracias a esta investigación se ha demostrado que sí. Este compuesto tiene propiedades microbianas, compuestos antioxidantes y una gran capacidad como antiinflamatorio, por lo que los expertos apuntan que puede ser una terapia prometedora para los bebés prematuros que necesitan asistencia con oxígeno tras el nacimiento.

Durante los últimos años se han realizado varias investigaciones en torno a la cúrcuma y sus pigmentos, todos los resultados que se han ido obteniendo mostraban beneficios potenciales para la salud del organismo, incluso se ha constatado su capacidad de prevención contra el cáncer de próstata, la insuficiencia cardíaca, el Alzheimer, la artritis o la diabetes, casi se podría decir que esta raíz debería ser incluida en nuestra dieta habitual por sus excelentes propiedades.

Teniendo en cuenta que en el caso de Estados Unidos, más del 67% de los bebés prematuros nacidos de la 22 a la 25 semanas de gestación desarrollan displasia broncopulmonar, este descubrimiento resulta de gran importancia para garantizar el buen estado del sistema respiratorio e incrementar las posibilidades de superar los tratamientos sin secuelas. Podéis conocer más detalles sobre la investigación a través de la publicación digital American Journal of Physiology.

Vía | Toronto Sun

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...