La Ciencia de los Bebés

La Ciencia de los Bebés es un apasionante documental de National Geographic en el que se muestra la evolución y transformación de un bebé durante su primer año de vida. Como ya sabemos, un recién nacido está totalmente indefenso, es incapaz de hablar, caminar o alimentarse por sí sólo, en el documental nos explican que es uno de los seres más indefensos de nuestro planeta.

Sin embargo, en un año se produce una notable y espectacular transformación, La Ciencia de los Bebés nos muestra las etapas del desarrollo durante los 12 meses. El documental empieza mostrándonos un parto en el agua, tras el agotador esfuerzo para nacer, le sucede otro igualmente agotador, la primera bocanada de aire, para inflar los pulmones por primera vez requiere realizar un esfuerzo hasta 15 veces mayor que una respiración normal, con este primer aliento, el líquido presente en los pulmones es absorbido por el torrente sanguíneo.

Gracias al surfactante (recordemos que esta sustancia empieza a formarse en la 23ª semana del embarazo), un agente tensoactivo que está presente en los alvéolos, entra en acción reduciendo la tensión superficial alveolar evitando que los pulmones se puedan hundir, hay que tener en cuenta que hasta el momento del nacimiento el bebé recibía el oxígeno a través de la respiración de su madre y su sistema circulatorio, los pulmones permanecían parcialmente aplastados. Por otro lado, los pulmones tienen una tendencia natural al rebote y la razón es su naturaleza elástica, algo que provoca que estén en una continuada tendencia de entrar en colapso, pero el surfactante disminuye la tensión superficial de los alvéolos durante la espiración evitando el colapso y por tanto las dificultades respiratorias.

La Ciencia de los Bebés nos muestra que la primera inspiración no es algo exento de problemas, podemos ver un recién nacido que todavía no ha realizado su primera inspiración, los especialistas se esfuerzan para reanimarlo. Al parecer, la causa es que no recibió suficiente oxígeno antes o durante el parto, es lo que denominamos sufrimiento fetal, en este caso la causa ha sido el meconio expulsado en el líquido de la placenta que a su vez se introdujo en los pulmones taponando las vías respiratorias.

Los especialistas succionan el meconio y al bebé se le administra oxígeno, como sabemos, la falta de oxígeno durante varios minutos puede provocar diferentes daños irreversibles como las lesiones en el tejido neuronal e incluso la muerte. La disminución del aporte de oxígeno deriva en una reducción del metabolismo de la glucosa, con la glucosa las células producen energía y sin ella no pueden mantenerse y terminan muriendo, los principales órganos que sufren la falta de oxígeno son el cerebro y el corazón, de ahí la gravedad de la situación.

Por fortuna se ha logrado la reanimación y el bebé respira correctamente, pero esto es sólo el comienzo de una increíble transformación, debemos tener en cuenta que el cambio producido es radical, se pasa de un ambiente protegido y acomodado en el vientre materno, a un ambiente totalmente diferente.

Otras especies son capaces de valerse por sí mismas a los pocos minutos de nacer, ponerse de pie rápidamente o ser capaz de acercarse al seno materno para alimentarse. Los primates como los chimpancés caminan a los seis meses de su nacimiento, sin embargo, los bebés humanos necesitan todo un año para poder dar sus primeros pasos. Los expertos nos explican que la razón de ello es el tamaño del cerebro, es enorme y no deja de crecer, indican que a pesar de estar fuera del vientre materno, los bebés siguen siendo en realidad fetos.

El parto se relaciona con la indefensión de los bebés, tener que pasar la cabeza por el conducto pélvico, mucho más reducido en las mujeres humanas que en cualquier otra especie. Nacer a los nueve meses es fundamental, si el bebé se mantuviera más tiempo en el seno materno su cabeza no pasaría por el canal pélvico, aunque los expertos reconocen que si el embarazo fuera más prolongado, los bebés estarían menos indefensos. Recordemos las semanas del embarazo y concretamente la 42ª semana del embarazo y los problemas asociados a un retraso de dos semanas en el parto.

Seguramente os ha apasionado esta primera parte del documental La Ciencia de los Bebés, la siguiente entrega aún os sorprenderá más.

Vía | Youtube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...