La anestesia epidural

La anestesia epidural o peridural, está destinada a aliviar los dolores del parto.
Con la misma seguirás sintiendo la presión de las contracciones, por lo que sabrás cuando hacer fuerza pero no sentirás tantos dolores. Este tipo de anestesia, no le provoca ningún daño al bebé.

Existen medicamentos o anestésicos que pueden aliviar el dolor del trabajo de parto y el momento mismo del alumbramiento.

El más conocido y utilizado es la anestesia epidural o peridural.

La anestesia epidural, es una anestesia local, que alivia el dolor del parto.

Con la colocación de la misma, no sentirás prácticamente los dolores que se generan desde el ombligo hacia abajo, incluyendo los que suelen darse en las paredes vaginales.

De esta manera, podrás dará luz, en forma más cómoda y menos dolorosa. No obstante, con este tipo de anestesia, seguirás notando la presión de las contracciones, que son necesarias para que sepas cual es el momento en que debes pujar (algo que preocupa a muchas mujeres) y por supuesto que en todo momento estarás conciente.


La anestesia epidural, se suministra por medio de un catéter, que permanecerá en tu columna durante todo el trabajo de parto, si así lo dispones, hasta el momento de dar a luz, ya que de esta manera se te dosificará la droga, aumentando en el caso de que sea necesario el efecto analgésico y anestésico, sin necesidad de un nuevo pinchazo.

Muchas mujeres les tienen pánico al pinchazo, y hasta algunos mitos sugieren que si te mueves en ese momento, corres el riesgo de quedar paralítica, algo totalmente falso.

Lo que sentirás es apenas una presión y a medida que la medicación comienza a hacer efecto, sentirás las piernas débiles, dormidas o pesadas y en ocasiones calientes, o con cosquilleos.

La droga comenzará hacer efecto aproximadamente en 10 a 20 minutos, luego de ser inyectada.

Si bien excepcionalmente puede provocar efectos como caída de la presión arterial en la madre, dolor de cabeza o dificultad para pujar, y en ocasiones se la relaciona con pequeñas hemorragias; en reglas generales no tendría porque causarte inconvenientes y es importante aclarar que la anestesia epidural no le provoca ningún daño al bebé.

En raras ocasiones se la ha relacionado con un ritmo cardíaco lento en los mismos, a causa de la caída de la presión arterial en la mamá.

Aunque algunas mujeres prefieran parir como lo hacían nuestras abuelas, o inclusive nuestras madres, sin la utilización de drogas, porque de esa forma lo ven más natural, la anestesia epidural, es útil para aquellas que le tienen pánico a los dolores de parto y para aquellas que prefieren parir sin tanto dolor.

Foto 1 de Daniele Cattaneo

Foto 2 de asantos4200

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...