La alimentación de un bebé prematuro

Bebés prematuros

A través de la publicación digital de El Mundo, podemos conocer cómo se lleva a cabo la alimentación de un bebé prematuro y las complicaciones que se pueden presentar. Habitualmente la alimentación se proporciona por vía parental, a través de una aguja hueca denominada aguja de uso parenteral se alimenta a los grandes prematuros por vía intravenosa, recibiendo así los nutrientes necesarios para su desarrollo (compuesto de glucosa, lípidos y aminoácidos).

La alimentación de un bebé prematuro es exhaustiva, diariamente se controla el peso del bebé y en base a ello se prepara la cantidad de alimento necesaria. El siguiente paso es la alimentación nasogástrica u orogástrica, cuando el bebé se ha desarrollado lo suficiente, se abandona la alimentación por vía parental de forma gradual y se procede a alimentar al pequeño a través de un tubo introducido por la nariz o por la boca hasta el estómago.

En este momento, quisiéramos destacar el post Los recién nacidos sufren en la UCI, todos los procedimientos utilizados para la alimentación de los bebés prematuros, los controles, los tratamientos, etc., son molestos, dolorosos o estresantes. Son procesos necesarios que garantizan la salud del bebé pero el hecho de no poder recibir ningún tipo de analgésico, hace que la estancia en la unidad de cuidados intensivos de bebés prematuros sea un calvario para el bebé.

Las complicaciones derivadas de la nutrición vía intravenosa suelen ser más frecuentes en los prematuros con bajo peso, sobre todo porque este tipo de alimentación debe ser administrada durante más tiempo. Problemas como la uremia, la hipoglucemia o la aparición de posibles infecciones hace que los especialistas deban realizar continuamente controles que garanticen la salud y el correcto desarrollo del bebé.

Algunos de los riesgos de la alimentación parenteral no se pueden evitar al surgir de la propia técnica, un catéter (el dispositivo que se introduce en la vena para alimentar al bebé) puede ser colonizado o infectado por gérmenes que provocarán una infección en el bebé prematuro. Los productos y soluciones con los que se alimentan a los bebés, también están sujetos a diferentes riesgos, sean de manipulación, almacenaje… aunque la ciencia médica ha avanzado significativamente en el campo neonatal, queda todavía mucho camino por recorrer, los bebés prematuros deben superar muchos contratiempos y complicaciones antes de llegar a disfrutar de la alimentación natural.

Foto | César Rincón

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...