La actitud de una embarazada ante la lactancia materna, puede predecir si la madre amamantará a su bebé

El asesoramiento y el apoyo a la lactancia materna se debe iniciar desde que la mujer está embarazada, con ello se puede lograr ampliar el tiempo que las madres brindarán a sus bebés el considerado mejor alimento del mundo.

lactancia materna

La actitud de una embarazada ante la lactancia materna puede predecir si la madre amamantará a su bebé, por lo que es muy importante que reciban apoyo y ayuda para superar las preocupaciones que tenga en torno a la lactancia materna, desde el entorno familiar, las instituciones públicas, etc. Así se determina en un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Alberta (Canadá), según los expertos, ayudar a superar temores y dudas, propiciará que se ofrezca durante más tiempo el mejor alimento del mundo a los bebés.

En este estudio se ha determinado que las madres primerizas abandonan de forma progresiva la lactancia sin llegar a los seis meses, algo por debajo de las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Para llegar a esta conclusión, los investigadores realizaron una encuesta a 402 mujeres embarazadas de 12 semanas y posteriormente se volvió a realizar una encuesta, después del parto. A los seis meses se realizó una nueva encuesta pero sólo a 300 madres del grupo que participaba en el estudio.

Los resultados mostraron que aunque casi el 99% comenzaron a amamantar a sus bebés, sólo el 54% de las madres siguieron dándoles el pecho a los tres meses tras el parto, este porcentaje se redujo significativamente hasta llegar a sólo el 15% a los seis meses tras el parto, los datos coinciden con la media nacional, que según comentan los expertos es bastante baja en Canadá.

Sobre los datos obtenidos, se identificó que el 54% de las madres tenían una actitud neutral ante la lactancia materna, se podría decir que no mostraban especial interés por ofrecer leche materna a los bebés, es como si les diera igual amamantar o no. Pero lo mismo ocurre con el 53% de madres que alimentaban a sus bebés con leche de fórmula durante los seis primeros meses de vida, la actitud se mostraba neutral, es como si no reconocieran que la leche materna es el mejor alimento que se le puede brindar a un bebé.

Pero quizá lo más significativo y posiblemente la raíz del problema, es que más de la mitad de las mujeres sujetas al estudio interrumpió la lactancia materna antes de alcanzar el periodo recomendado por problemas como la percepción de que no podían producir suficiente leche para alimentar a sus bebés y otros problemas asociados que provocaban la interrupción de la lactancia. De este estudio también se desprenden otros datos interesantes, parece ser que las mujeres con una mayor cualificación intelectual, las que contaban con títulos universitarios, eran un 37% más predispuestas a mantener la lactancia durante un mínimo de seis meses, en comparación con aquellas madres cuya cualificación era más reducida, lo que prueba que la educación es otro factor determinante en la continuidad de la lactancia.

El estudio también ha podido constatar que las madres que no eran primerizas (quizá por la experiencia y por tener más conocimientos) eran más proclives a mantener la lactancia durante más tiempo. Los especialistas recomiendan prolongar la lactancia materna el máximo de tiempo y para ello se ha de trabajar desde el embarazo en la promoción de la lactancia, como decíamos, la actitud de una mujer embarazada puede delatar si la madre amamantará más o menos tiempo al bebé.

Con estos resultados, se espera poder ayudar a la comunidad médica para que trabajen más en brindar información y asesoramiento a las mujeres durante la gestación, como un modo de mejorar la percepción de la lactancia materna y lograr que los bebés puedan recibir la leche materna durante más tiempo. Los expertos apuntan al desarrollo de políticas que favorezcan un entorno social más comprensivo y abierto, que las madres cuenten con espacios donde poder amamantar a sus bebés sin sentirse avergonzadas y contando con el apoyo de la sociedad.

El estudio servirá para ayudar a promover la lactancia materna en Canadá, pero algunos resultados se pueden trasladar a otros países, en España por ejemplo, se podría poner en marcha en las instituciones sanitarias una campaña informativa, de apoyo y asesoramiento durante el embarazo. Podéis conocer más detalles del estudio a través del artículo publicado en la página de la Universidad de Alberta.

Foto | Sanutri

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...