Introducir los cacahuetes en la alimentación del bebé reduce el riesgo de alergia

Una nueva investigación concluye que es necesario introducir los cacahuetes en la alimentación del bebé, se trata de un nuevo tratamiento de inmunoterapia que lograría reducir significativamente el riesgo de alergia a los cacahuetes.

Alergia a los cacahuetes

Durante años se ha estado estudiando la alergia a los cacahuetes y se han buscado modos de reducir su prevalencia, se han desarrollado nuevos tratamientos de inmunoterapia ofreciendo a los niños alérgicos una dosis específica de cacahuetes bajo supervisión médica para ir acostumbrando al organismo y reducir los efectos de los alérgenos, se han realizado estudios con mujeres embarazadas que comían cacahuetes para conseguir una exposición precoz de los alérgenos en los futuros bebés, a fin de aumentar la tolerancia a la leguminosa y prevenir la alergia, y se han desarrollado nuevos tratamientos con probióticos que parecen curar la alergia.

Un nuevo estudio se suma a los realizados sobre el tema, según un grupo de investigadores del King’s College de London (Reino Unido), introducir los cacahuetes en la alimentación del bebé reduce el riesgo de alergia. Se habla de un tratamiento de inmunoterapia pero llevado a cabo con bebés de entre 4 y 11 meses de edad. Introducir el equivalente a 4 cucharaditas de crema de cacahuetes por semana en la alimentación redujo hasta en un 80% las probabilidades de que los bebés con alto riesgo de sufrir alergia, la desarrollaran a los 5 años de edad.

Para los investigadores que han llevado a cabo el estudio es una buena noticia, la investigación fue presentada en la reunión que se celebra cada año en la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI). Los expertos explican que este tipo de alergia se ha ido incrementando de forma significativa durante los últimos años en muchos países, por ello es necesario encontrar tratamientos que reduzcan la incidencia. Explican que la mayoría de los niños alérgicos al cacahuete suelen experimentar reacciones relativamente leves, como por ejemplo una urticaria, sin embargo, en otros casos la reacción es potencialmente peligrosa, un shock anafiláctico que puede acabar con la vida de los niños.

Parece ser que esta investigación se desarrolló al comprobar que los niños israelíes son menos propensos a desarrollar la alergia, la razón es que se les ofrece desde una pronta edad bocadillos con un tipo de crema elaborada con cacahuetes y maíz que se denominan Bamba. En cambio, en países como el Reino Unido o Estados Unidos, el temor a la alergia ha llevado a muchos padres a no dar cacahuetes en ningún formato a sus hijos, algo que va en contra de lo que la Academia Americana de Pediatría aconsejó en el año 2008.

Dada la tasa de alergia al cacahuete entre la población infantil de Israel, se planteó si la exposición temprana evitaría la alergia. Los expertos explican que en una exposición temprana del alimento en bebés, el sistema inmunológico no reacciona de una forma tan exagerada, lo que muestra que es necesario llevar a cabo este tipo de tratamientos de inmunoterapia a una edad muy temprana. En la investigación se analizaron a 640 bebés con un alto riesgo de desarrollar la alergia, se formaron dos grupos, uno sería alimentado con Bamba u otros alimentos que contenían cacahuete antes de que cumplieran su primer año.

Los resultados parecen evidenciar que es necesario exponer a los niños a los cacahuetes cuando son bebés, se constató que en el grupo de control, un 17% de los bebés desarrollaron alergia al cacahuete, en cambio, en el grupo que recibió este alimento, sólo desarrollaron la alergia un 3’2% de los niños. Según los expertos se debería introducir el cacahuete en la alimentación de los bebés mezclado con otros alimentos, siempre en puré para evitar el riesgo de asfixia. Es un avance en la inmunoterapia, ya que hasta el momento se había trabajado con niños pequeños y no con bebés.

Según leemos aquí, ahora los expertos se plantean otras cuestiones, ¿es necesario que los niños coman habitualmente cacahuetes para mantener la alergia a raya? ¿Desarrollarían de nuevo la alergia si dejaran de comer cacahuetes? Es evidente que se debe seguir investigando, pero como ya decíamos, es un avance para frenar el aumento de la alergia al cacahuete. No obstante, no es una medida que deban tomar los padres sin la recomendación de su pediatra.

Podéis conocer todos los resultados de la investigación a través de este artículo publicado en The New England Journal of Medicine.

Foto | Ruurmo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...