Introducir en la alimentación de los niños los alimentos sin triturar

Muchos padres se preguntan cuándo pueden empezar a dar a su bebé alimentos sólidos sin triturar. Los especialistas recomiendan que el momento sea cuando los bebés tengan interés por la comida sólida, que se puedan mantener sentados y que tengan dientes para poder masticar.

Alimentación sólida

A la hora de introducir en la alimentación de los niños los alimentos sin triturar, uno de los miedos que tenemos los padres es que se puedan atragantar, quizá por ello en algunos casos esto se retrasa más de lo recomendado. Por otro lado, en principio resulta más cómodo y sencillo dar una papilla que un plato de comida, ya que cuando empieza a comer comida normal tarda mucho más y no suele acabarse toda la comida, por lo que muchos padres se preocupan al considerar que no se alimentan correctamente.

La introducción de la alimentación sólida se realiza de forma gradual, inicialmente los bebés comen comida triturada, ya que todavía no pueden masticar correctamente y el riesgo de atragantamiento es mayor. Hay que tener en cuenta que este tipo de alimentación debe ser transitoria, siendo recomendable enseñar al bebé a comer y masticar correctamente. Curiosamente, algunos niños ya mastican y tragan perfectamente a una pronta edad, otros directamente se tragan la comida sin masticar, en este caso hay que procurar darles alimentos que sean blanditos (por ejemplo patata cocida), e ir enseñándoles que deben masticar antes de tragar.

A medida que va creciendo un bebé y ya se ha introducido la alimentación sólida triturada, es necesario que poco a poco se vaya triturando menos la comida, dejando tropezones que provoquen la masticación, esto es importante porque es necesario que desarrollen la musculatura cráneo-facial. Como norma general, se recomienda que a partir de los 18 meses de edad, los bebés ya estén comiendo alimentos sin triturar, la razón es simple, a esa edad ya cuentan con la capacidad de poder masticar y procesar los alimentos sólidos, pero esto no quiere decir que algunos bebés sigan recibiendo papilla, ya que como sabemos, cada bebé se desarrolla a su ritmo.

Lo ideal es introducir la alimentación sólida sin triturar a partir de los 12 meses, para ello se han de reunir una serie de condiciones, que los bebés tengan interés por la comida sólida, que se puedan mantener sentados y que tengan dientes para poder masticar. Si un bebé cuenta con estas cualidades es que está listo para poder comer alimentos sólidos sin triturar, evidentemente hay que empezar poco a poco y de forma gradual. Regla obligada es dejar que los niños exploren los alimentos, se los meterán en la boca y los sacarán, por ello hay que procurar que sean alimentos blanditos, como por ejemplo la pasta, legumbres cocidas como los garbanzos, patata cocida, queso fresco, verduras cocidas, etc.

A medida que descubra nuevas texturas y sabores, gradualmente se irá incrementando la masticación y en cuestión de poco tiempo se podrá abandonar definitivamente la trituración de los alimentos. Hay que decir que no es recomendable introducir nuevos alimentos en los bebés antes de tiempo, algo que llevan a cabo algunos padres. Lo hacen al considerar que el bebé ya es suficientemente mayor, que tiene demasiada hambre, para que duerma durante toda la noche y así deje dormir a los padres… Sobre este tema merece la pena retomar la lectura de este estudio realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Foto | Devinf

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...