Introducción de los alimentos con gluten en los bebés

Expertos del ESPGHAN (Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición) han elaborado un documento basado en las investigaciones actuales, dando recomendaciones sobre la introducción de los alimentos con gluten en los bebés.

Alimentos con gluten

Sobre la introducción de los alimentos con gluten en los bebés ya hemos hablado en otras ocasiones, hemos tratado investigaciones en las que se destaca que este tipo de alimentos no se deben introducir antes de tiempo, ya que provocan que el aparato digestivo sufra constipación o estreñimiento, otros estudios que consideraban que la introducción de los alimentos con gluten poco a poco en los bebés de forma temprana podría prevenir la celiaquía.

Los expertos de la AEP (Asociación Española de Pediatría) comentan que la introducción del gluten en los bebés lactantes de forma temprana sigue siendo motivo de controversia, podemos encontrar estudios a favor y en contra. El ESPGHAN (Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición) ha recomendado durante años que se evite la introducción de los alimentos con gluten de forma precoz (antes de los 4 meses) o a una edad tardía (después de los 7 meses), haciendo hincapié que deben ser introducidos de forma gradual a la vez que el bebé recibe lactancia materna.

Con esta medida se pretendía que se redujera el riesgo de que los bebés terminarán sufriendo intolerancia al gluten u otros problemas de salud como la diabetes. Los últimos estudios realizados en este campo, concluyen que ni la edad de introducción del gluten en la alimentación, ni la lactancia materna, son factores que protejan a los bebés de sufrir los problemas de salud antes citados. Por tanto, los expertos de la AEP han elaborado un documento cuyas recomendaciones se basan en las evidencias científicas actuales sobre la introducción de los alimentos con gluten en los bebés.

A continuación os transcribimos las conclusiones del documento al que podréis acceder a través de este enlace (Pdf):

1. La LM (lactancia materna) es siempre recomendable, independientemente de que modifique o no el riesgo del desarrollo de la EC (enfermedad celiaca).

2. Se recomienda introducir la AC (alimentación complementaria) preferentemente mientras se mantiene la LM (lactancia materna).

3. Se desaconseja la introducción del gluten antes de los 4 meses de edad.

4. Se recomienda introducir el gluten en torno a los 6 meses de edad:

a) Parece una opción razonable su introducción entre los 5-6 meses.

b) Si por cualquier motivo se inicia la alimentación complementaria de forma precoz, eventualmente podría considerarse introducirlo a partir de los 4 meses, aunque a esa edad se podrían utilizar otros cereales, como maíz o arroz, no relacionados con la EC.

c) En caso de retraso en la introducción de la AC podría demorarse la inclusión del gluten sin que ello suponga un riesgo adicional para el paciente con respecto al posible desarrollo de EC.

5. Introducir el gluten en pequeñas cantidades: puede iniciarse con 1-2 cacitos de cereales o una galleta al día, o cantidades equivalentes de gluten.

6. Una vez introducido, aumentar su consumo de forma gradual en función de las necesidades nutricionales (aporte calórico) y la tolerancia del lactante.

Merece la pena acceder a la página oficial de la AEP e informarse con más profundidad sobre el tema, siguiendo las recomendaciones reduciremos el riesgo de que el bebé sufra celiaquía o enfermedades como la diabetes.

Foto | Peasap

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...