Indican que los niños blancos enferman menos que los niños negros o latinos

Un estudio desarrollado en niños de diversos grupos étnicos ha dejado pruebas de que al parecer los niños blancos presentan una mejor salud comparados a los niños negros o a los niños latinos, que en contraste, se enferman más seguido que los primeros. La información basada en pequeños en edad escolar en los Estados Unidos ha revelado una serie de desigualdades sustanciales, gracias a una investigación financiada por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, a cargo del Hospital de Niños en Boston.

En líneas generales el estudio indicó que todos los niños, independientemente de los grupos étnicos a los que pertenecen, tienen mejores condiciones de salud en los casos en los que sus padres tienen una educación superior, acompañada de un ingreso mensual más alto, ya que estos niños tienen la posibilidad de tener mejor alimentación y la ventaja de asistir a ciertas escuelas en las que se ofrece mejor educación y asistencia a las familias.

Los expertos han indicado que los niños blancos tienen mejor salud que los niños latinos o los niños blancos, debido a que sus familias tienen mayores posibilidades de encontrar mejores trabajos, por esos sus oportunidades son más amplias, dado que indican que cuando se compararon a niños de diferente raza y etnia con ventajas similares en la vida, encontraron que los indicadores de salud eran practicamente inexistentes.

El Director de Pediatría General en el Hospital de Niños de Boston, doctor Mark Schuster, que estuvo al frente del estudio, explica:

“Encontramos amplias diferencias entre los niños blancos, por una parte, y los negros y latinos por otra, ya en el quinto grado de la escuela”…”Cuando observamos con más detalle encontramos que los factores como la escuela a la cual concurre el niño, el ingreso familiar y el nivel de educación de los parientes estaban fuertemente vinculados con la salud de los niños”.

Para el estudio se entrevistaron a un total de 5.000 niño y niñas de entre 10 y 11 años y a sus familias entre el 2004 y el 2006, de diferentes partes del país. Los resultados, en opinión de los expertos, no han hecho otra cosa más que enfatizar el papel clave que puede llegar a representar una buena educación en lo referente a las posibilidades en la vida de los individuos, a la calidad y cantidad de sus ingresos, y a la salud de sus futuros hijos.

Como referencia se emplearon 16 indicadores relacionados a la salud para reflejar desigualdades y se encontró información clave, tal como que los niños negros son cuatro veces más propensos a ser testigos de actos de violencia o asesinatos, mientras que los niños latinos son solamente dos veces más propensos que los niños blancos. Los niños negros también tienen mayor tendencia a fumar y beber alcohol desde edades muy tempranas, y en lo referente a la obesidad estos, junto con los latinos, son los que mayor tendencia tienen, comparados a los niños blancos.

Vía | La Vanguardia
Foto |  Richard Masoner / Cyclelicious de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...