Incluso en el vientre materno los bebés pueden distinguir los idiomas

Un estudio realizado en Norteamérica dejó a muchos sorprendidos. La ciencia indica que desde que están en el útero, los seres humanos pueden diferenciar idiomas como el japonés y el inglés.

Incluso en el vientre materno los bebés pueden distinguir los idiomas

Es de dominio público la capacidad que tienen los niños de aprender otros idiomas. Mientras más temprano se inicien en el estudio de otras lenguas, más probabilidades tienen de desarrollarlas, a diferencia de los adultos. Lo que no se sabía, es que desde que se encuentran en el vientre pueden diferenciar entre un dialecto y otro. Al menos, eso fue lo que arrojó un estudio realizado por la Universidad de Kansas, en Estados Unidos.

Las conclusiones de la investigación, dirigida por la catedrática Utako Minai, fueron publicadas en el magazine especializado NeuroReport, y en ellas se confirma que los bebés distinguen el habla en periodos avanzados de gestación.

Pruebas lingüísticas aplicadas desde el vientre

El experimento consistió en hacer pruebas de biomagnetometría, es decir, mediciones en el ritmo cardíaco del feto mientras escuchaba varios idiomas como el japonés y el inglés. Los cambios mostrados fueron sorprendentes y sirvieron de argumento para determinar la agudeza lingüística de los bebés aún antes de su nacimiento.

Estando en la barriga, los pequeños perciben muchos sonidos, la voz de su progenitora, los latidos, los ruidos intestinales y los que vienen del exterior, aunque se distorsionen o suavicen por lo que ocurre en el interior, pero está visto que pueden ir más allá.

Para el análisis los científicos estudiaron a 24 féminas con ocho meses de embarazo, usando un aparato similar al ultrasonido, pero con mucha más potencia o sensibilidad, que se denomina biomagnetómetro fetal. La herramienta capta las variaciones que se generan dentro del campo magnético de la madre y el bebé, como por ejemplo la manera de respirar, la forma en que late el corazón e incluso los movimientos del cuerpo

Aunque los cambios que se miden no están ligados directamente al oído del retoño, se sobreentiende que cualquier alteración se produce por una orden del cerebro al ser captado el estímulo auditivo, señalaron los expertos.

Los fetos distinguen las lenguas

Durante las evaluaciones se utilizaron grabaciones de otra lengua (distinta a la de su madre) y se colocaron los audios cerca del vientre. Se escogió el inglés y el japonés por ser idiomas con ritmos marcados y distintos entre sí. Cuando los audios eran del idioma materno, no se mostraban alteraciones, pero cuando eran de otro sí, lo que constata la teoría.

En la publicación se explica que los ruidos que se perciben dentro del vientre son fundamentales para el desarrollo del cerebro y la capacidad de audición. Ahora, con este descubrimiento, se comprueba que el lenguaje también interviene en ese proceso, además de que desde muy temprano empieza la evolución del habla.

Minai dijo que sustentaron detalladamente el trabajo y que las estadísticas recaudadas fueron satisfactorias. A su juicio, el estudio confirma que desde el útero se afianzan las bases para que los seres humanos adoptemos una lengua, aunado a la simple evidencia de la hipersensibilidad para escuchar aún siendo un feto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...