Hipotermia controlada contra el daño cerebral

3386719673_5a87611c8d

Se ha comprobado la efectividad de una técnica para evitar daños cerebrales en bebés que nacen con poco oxigeno, la solución radicaría en bajar la temperatura a unos 33 grados generando una hipotermia evitando así las complicaciones de la falta de oxigeno al nacer, esto daria un nuevo giro a otras investigaciones en las que el frio se aplicaba a la parte craneal solamente, ahora los estudios revelan que las bajas temperaturas deben ser iguales en todo el cuerpo simultaneamente.

Esta hipotermia controlada contra el daño cerebral es la manera mas efectiva actualmente para frenar la muerte neuronal de los bebés que nacen con problemas de oxigenación en su organismo, información avalada por el doctor Josep Figueras, responsable de Neonatología en la Maternitat del hospital Clínic de Barcelona.

En el anteriormente mencionado hospital la técnica de la hipotermia controlada contra el daño cerebral se aplica desde hace no mas de un año y medio, y la experiencia indica que el grado de daño en el cerebro del pequeño con este problema al nacer depende de la rapidez con la que se aplique este tratamiento en todo el cuerpo del paciente.

Actualmente en España 1.500 neonatos, o sea, dos de cada mil niños que nacen vivos en el país sufren de este cuadro que provoca una acidez sanguínea mortal para las neuronas, producto de la falta de oxigeno; una acidez que puede eliminarse aplicando frío.

La maniobra de la hipotermia controlada contra el daño cerebral ha comenzado a aplicarse sometiendo al bebé durante solamente 72 horas a este ambiente frío para evitar así mismo que las neuronas sanas se contaminen y mueran. El siguiente paso es llevar el cuerpo a un recalentamiento paulatino que lleva 12 horas en completarse, ya que se aumenta cerca de medio grado por hora.

De los bebés que sufren este problema, un 20% queda con secuelas para el resto de sus vidas, como parálisis cerebral, ceguera, sordera, dificultad para caminar, o retraso mental, mientras que el 5% muere de manera inmediata al nacer.

El sistema de hipotermia controlada contra el daño cerebral solo es efectivo para detener el proceso de deterioro y muerte de las neuronas, sin embargo las neuronas que hayan sido afectadas antes de la aplicación del frío serán irrecuperables.

Se ha descubierto que la manera mas efectiva de llevar al bebé al estado de hipotermia controlada es gracias al uso de un acolchado relleno de hielos que se coloca a tres centímetros del cuerpo, o mediante la aplicación de un sistema de circulación de agua helada en un colchón especial que permite el enfriamiento parejo de todas las funciones corporales, produciendo lentitud en los latidos cardivasculares y un medio de letargo que cura y protege al infante en las horas necesarias para que su sistema contrarreste la falta de oxigeno.

Vía | adn
Foto | Photo8.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...