Hidratación infantil saludable

¿Qué es una hidratación infantil saludable?, ¿qué cantidad de agua deben tomar los niños en las diferentes etapas de su desarrollo?, estas son algunas de las preguntas que se responden en este artículo de la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea). Como sabemos, la ingesta de agua está condicionada por diferentes variables, la temperatura ambiental, la actividad física, y por supuesto la edad de los niños, en este aspecto los requerimientos de agua varían significativamente en función de la etapa del desarrollo en la que se encuentran.

Para una correcta hidratación infantil, la EFSA concluye que para los bebés de 0 a 6 meses de edad, el agua la reciben a través de la lactancia materna y la cantidad media se establece en 100-190 ml por kilo y día. A partir de los 6 meses de edad y hasta los 12 meses, la cantidad de agua debe situarse entre los 800 y los 1.000 ml por día, para los niños de 12 a 24 meses de edad la cantidad está comprendida entre los 1.100 y los 1.200 ml día. De 2 a 3 años de edad la cantidad de agua o líquidos, como pueden ser zumos o batidos entre otros, debe establecerse en 1.300 ml/día.

Como vemos, a medida que el niño se desarrolla, es necesario incrementar la ingesta de líquidos, recordemos que cuando los niños son muy pequeños tienen dificultades para expresar la sensación de tener sed y por ello debemos ofrecer periódicamente leche o agua (dependiendo de su edad) hasta que ya aprenda a pedirla. De todos modos, hay que puntualizar que la sed es un signo de deshidratación, una alarma que advierte para que se beba agua, por lo que los expertos recomiendan que se beba incluso sin tener sed a fin de evitar que esta alarma se dispare.

Según la EFSA, los niños con edades comprendidas entre los 4 y los 8 años deben tomar una media de agua y líquidos establecida en 1.600 ml/día, para los niños de 9 a 13 años de edad y realizando una diferenciación según el sexo, la media para los niños se establece en 2.100 ml/día y para las niñas en 1.900 ml/día, finalmente, a partir de los 14 años de edad la media se establece en 2.500 ml y 2.000 ml para niños y niñas respectivamente. Recomendamos leer el post Estudio Hábitos de Hidratación 2010, a través de su lectura podemos comprobar que son muchas las personas que no consumen el agua que necesita su organismo y teniendo en cuenta que los padres somos modelos a seguir para los hijos, es interesante y necesario que seamos los primeros en disfrutar de una hidratación saludable.

Analizando detenidamente la tabla, podemos comprobar que los bebés de 0 a 6 meses de edad únicamente necesitan el agua contenida en la leche materna, los expertos indican que en días calurosos o cuando el pequeño tiene fiebre, la mejor alternativa para una correcta hidratación es ofrecer lactancia materna o en su defecto biberones con leche de fórmula. No es necesario proporcionar otro tipo de líquidos a los bebés de este rango de edad.

Hay que tener en cuenta que la fisiología del bebé es diferente a la de los adultos, a pesar de que su organismo está formado por un 70% de agua, un 20% más que el organismo de los adultos, los bebés tienen menor capacidad de sudoración y eliminan menos sustancias de desecho a través de la orina, estos son algunos de los aspectos que los expertos han tenido en cuenta a la hora de establecer las pautas que marcan una hidratación infantil saludable.

A partir de los seis meses de edad se incluyen nuevos alimentos en la dieta infantil, de ahí que el rango varíe, de todos modos, en el caso de las madres que siguen dando el pecho a sus bebés a demanda, la mayor parte del líquido es recibida a través de la ingesta de leche materna.

A través de este enlace (Pdf), podéis acceder al artículo completo sobre las recomendaciones que los expertos de la EFSA ofrecen para que los niños tomen el agua que necesitan, elemento que contribuye tanto al buen estado de salud como al desarrollo de los pequeños. Con la llegada del buen tiempo, trataremos este tema con mayor profundidad, de momento podéis consultar también un buen artículo al respecto publicado en Consumer, en el nos explican algunos de los peligros que se corren con la deshidratación y algunas de las medidas que podemos adoptar según la edad de los niños.

Foto | Theowl84

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...