Herpes Simplex

Herpes Simplex

Las úlceras del herpes simplex, son unas ampollas  pequeñas y a veces dolorosas que aparece o cerca de la boca o en la zona genital dependiendo de si el herpes es del tipo VHS1 o VHS2.

El virus del herpes simplex VHS1 es el más común, generalmente se contrae cuando somos niños ya que se suele contagiar en la etapa pre-escolar después de comer o beber de utensilios de otra persona que tenga el virus o por besar a un adulto con el herpes. A los niños que se infectan les pueden ir saliendo pupas labiales cada cierto tiempo durante el resto de su vida ya que incluso después de que el herpes simplex se seque y desaparezca el virus queda en el organismo activándose de nuevo y creando nuevas pupas, además suelen aparecer en el mismo lugar de la vez anterior.

A la mayoría de los niños les desaparecen solas sin ningún tratamiento, aunque aplicarse hielo en la herida ayuda a calmar el picor, el ibuprofeno o el paracetamol del estilo del Apiretal y Dalsy también ayuda a evitar el dolor del herpes simplex. Hay que mantener una buena higiene para no extenderse la herida a los ojos o a los dedos y procurar lavarse las manos a menudo. El tratamiento que dará el médico depende de la edad del niño, su salud en ese momento, antecedentes médicos, lo avanzado que esté la enfermedad, la tolerancia del niño a determinados medicamentos

El estrés, demasiado tiempo al sol, enfermedades como los resfriados provocan que el herpes simplex aparezca, alimentarse bien, descansar y evitar situaciones de estrés servirán para evitar la aparición de las molestas pupas del herpes simplex, utilizar cacao en los labios antes de salir a la calle cuando hace mucho calor o sopla mucho el viento y hace demasiado frío ayuda a evitar el virus en los niños muy proclives a padecer las pupas.

  • Los síntomas más frecuentes de los niños que padecen herpes simplex son ;
  • Cosquilleo de los labios
  • Una pequeña ampolla o grupo de ampollas en los labios que crecen, explotan creando una costra que se va secando hasta que se cae y desaparece la herida.
  • Comezón e irritación de labios y boca.
  • Dolor en labios y boca que puede durar entre tres y siete días.

Vía| kidshealth.org
Foto| Monkieyes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...