¿Hasta cuándo se considera recién nacido a un bebé?

Se denomina recién nacido a un bebé que tiene menos de 27 días, periodo en el que su organismo sufre una serie de cambios como parte de su adaptación al nuevo medio. También es el periodo en el que se realizan todo tipo de pruebas para determinar que se desarrolla correctamente.

Bebé y recién nacido

Seguramente algunos de vosotros os habréis preguntado hasta cuándo se considera recién nacido a un bebé, algunas personas creen que un recién nacido es el bebé que acaba de nacer y en cierto modo es así, sin embargo, se debe denominar recién nacido a un bebé hasta que cumple 27 días fuera del vientre materno, independientemente de si ha nacido por parto vaginal o por cesárea.

Es importante saber que la definición de recién nacido corresponde a un bebé de hasta 27 días, la razón es que durante ese periodo de tiempo se suceden cambios significativos e importantes en el organismo del pequeño que tendrán consecuencias que marcarán su vida. La mayoría de los defectos congénitos y genéticos se pueden descubrir durante este periodo, algunas anomalías no se suelen detectar en el nacimiento y deben pasar algunos días para que puedan ser diagnosticadas, algo que permitirá tratar la enfermedad, realizar un seguimiento y diseñar un plan de trabajo para el desarrollo del bebé.

Se puede citar como ejemplo la prueba del talón, con esta prueba se intenta encontrar enfermedades congénitas, ya sea por un trastorno durante el embarazo, por factores genéticos o por factores externos, como por ejemplo los elementos tóxicos, las radiaciones, etc. Si se pretende determinar si existe hipertiroidismo, se realiza una prueba a las 24 horas de nacer y se repite a los seis días.

Un recién nacido aborda numerosos fenómenos transicionales, son fenómenos que se derivan de su adaptación al entorno en el que se encuentra, estos cambios son predecibles y establecen la norma del desarrollo, el crecimiento y los problemas patológicos que tienden a señalar la aparición de signos y síntomas. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, tras el nacimiento se llevan a cabo diferentes pruebas que tienen como finalidad conocer el estado de salud del recién nacido, algunas variables están asociadas a la normalidad y otras a fenómenos temporales de signos clínicos de una futura enfermedad.

Al recién nacido se le pesa, se mide su estatura y el perímetro craneal, se analiza su percentil, se le realizan pruebas como el test de Apgar, test que intenta determinar el estado general del bebé mediante la evaluación de cinco parámetros y criterios valorativos, el color de la piel, el tono muscular, la respiración, los reflejos del recién nacido y la irritabilidad, y la frecuencia cardíaca. También se realiza el test de Usher, técnica para calcular la edad gestacional del recién nacido mediante criterios como el cabello, el pabellón auricular, el análisis de los genitales o los pliegues plantares entrFeria de la Cerveza de Madrid 2016e otros, y el test de Ballard, técnica que tiene la misma finalidad que el test de Usher pero además contempla criterios y evaluaciones neurológicas.

Existen muchas más pruebas que se realizan a un recién nacido (recordemos, un bebé de hasta 27 días), algunas se realizarán y otras no, todo dependerá de los resultados de los primeros test, del tiempo de gestación, de la existencia de antecedentes familiares relacionados con el riesgo de desarrollar algún tipo de enfermedad hereditaria, del peso y tamaño del bebé, etc. A las pruebas iniciales que se realizan nada más nacer se suman otras a las 48 horas, básicamente son las mismas pruebas para certificar los resultados preliminares antes de dar el alta al recién nacido.

A partir de los 27 días, el recién nacido pasa a ser un bebé, la mayoría de pruebas ya se han realizado y los cambios en el organismo ya se han producido como parte del proceso de adaptación al nuevo ambiente.

Foto | Joshua Rappeneker

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...