Hamaca conejito de Bright Starts

Hamacas para bebés

Bright Starts es una marca que desde hace más de cuatro décadas trabaja diseñando y fabricando complementos y accesorios innovadores y originales para el mundo del bebé, de sus productos hemos hablado en algunas ocasiones, la cuna de viaje con cambiador InGenuity, la Gira mesa Tropicana o los balancines Rockers entre otros productos. Hoy queremos destacar otro producto estrella, la hamaca conejito de Bright Starts.

Se trata de una hamaca cuyo diseño obedece al confort y relax del bebé, cuenta con un reposacabezas extraible en forma de conejito, de ahí su nombre. El tejido de la funda es de tacto muy suave y agradable, libre de elementos químicos que puedan afectar al bebé, se puede retirar fácilmente para poder lavarla a máquina siguiendo las recomendaciones de la marca para que se mantenga impecable como el primer día. La hamaca conejito cuenta con una barra de juegos con dos juguetes colgantes para entretener al bebé, cuando ya no sea necesaria, se puede desmontar con facilidad.

La hamaca cuenta con un reproductor de melodías con control de volumen y apagado automático al cabo de 15 minutos, un recurso muy útil junto al sistema de vibración para relajar al bebé y para que pueda disfrutar de un placentero sueño. Con respecto a la seguridad, hay que destacar que la estructura de la hamaca está fabricada con aluminio de alta densidad, un material muy resistente y ligero. Cuenta con un arnés de seguridad con tres puntos de retención que mantendrá al bebé en su asiento.

Hablando del asiento, en la fotografía se puede apreciar que es de tipo envolvente, lo que facilita que el bebé se mantenga en su posición. La hamaca conejito de Bright Starts está indicada para bebés recién nacidos, hasta que alcancen 9 kilos de peso. La relación calidad/precio es muy buena, puedes encontrar la hamaca en tiendas de bebés por un precio que ronda los 39 euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...