Guía para padres sobre alimentación complementaria

Dos de los comités de la AEP (Asociación Española de Pediatría) han elaborado la ‘Guía para padres sobre alimentación complementaria’, centrándose sobre todo en el Baby-Led Weaning o alimentación autorregulada por el bebé. En el documento también se trata el Baby-led Weaning mixto, variante que comprende la introducción de un puré o papilla en alguna de las comidas para evitar problemas nutricionales.

Baby-led Weaning o alimentación autorregulada por el bebé

El Comité de Nutrición y el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) han preparado una guía para padres sobre alimentación complementaria, orientada también a familiares y personas implicadas en la alimentación infantil, que posiblemente sea del interés de muchas familias.

En este documento se recopila toda la información científica disponible hasta la fecha relacionada con la alimentación infantil complementaria, es decir, cuando empiezan a introducirse los alimentos sólidos o líquidos que son diferentes de la leche materna o de fórmula ,en la dieta de los bebés. La publicación se centra especialmente en el Baby-led Weaning o alimentación autorregulada por el bebé.

Básicamente, con el Baby-led Weaning se deja que sea el bebé a partir de los seis meses y en función de su desarrollo quien se lleve a la boca diferentes alimentos enteros adaptados a él mediante el uso de las manos, desechando ofrecérselos triturados y con cuchara. Al bebé se le deja que tenga un papel activo y que decida qué quiere comer, cuánta cantidad y a qué ritmo, de todo ello hablábamos aquí.

Los expertos que han elaborado la guía comentan que esta técnica es cada vez más utilizada por los padres, los bebés son sentados en la mesa junto al resto de la familia y se les ofrece la misma comida, pero siempre trozos pequeñitos y blanditos que son adecuados a su desarrollo psicomotor. El bebé se alimenta sólo y utilizando las manos, a medida que se desarrolle y adquiera habilidades, se introducirán los cubiertos siguiendo la misma línea de trabajo. Hay que decir que la lactancia materna se mantiene y seguirá siendo a demanda, de ahí que se denomine a la introducción de sólidos ‘alimentación complementaria’.

En la guía se recogen las ventajas e inconvenientes de la alimentación autorregulada por el bebé, se habla del Baby-led Weaning mixto, es decir, que además de las pautas mencionadas de la alimentación regulada, los padres le dan al bebé algún puré o papilla en alguna de las comidas. Esta variante se denomina BLISS (Baby Led Introduction to SolidS), y su cometido es acabar con posibles problemas por esta forma de introducir la alimentación sólida donde puede faltar el aporte de nutrientes como el hierro, tener un reducido crecimiento o el riesgo de atragantamiento. La guía destaca que el Baby-led Weaning tiene como ventaja que incrementa la duración de la lactancia materna, fomentando, además, la alimentación perceptiva que está basada en las señales de hambre y saciedad del niño.

La guía tiene 23 páginas y se habla sobre cuándo comenzar con el Baby-led Weaning y por qué es necesario esperar a los seis meses de edad para iniciarla, qué ocurriría si se ofrecieran los alimentos sólidos antes de tiempo, por qué es necesario no retrasar la introducción de estos alimentos más allá del séptimo mes, qué alimentos son los más adecuados y cuál debe ser su frecuencia de consumo, cuándo introducir alimentos que son potencialmente alérgicos, etc.

La guía de alimentación complementaria es interesante, ofrece mucha información y será de gran ayuda para resolver todo tipo de dudas de los padres en relación a la introducción de los alimentos sólidos o líquidos distintos de la leche materna o de fórmula, a través de este enlace podréis acceder a la guía.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...