Gran porcentaje de bebés prematuros sufren daño neurológico

Pese a los sumos cuidados que se le aconsejan a las futuras mamás para evitar todo riesgo de parto prematuro, son muchos los bebés que siguen llegando al mundo antes de tiempo, antes de las 28 semanas de gestación inclusive, lo que los pone en una situación sumamente vulnerable ya que nacen con muy bajo peso y pocas posibilidades de supervivencia.

Los especialistas indican que actualmente se conoce que el 80% de los bebés prematuros quedan con daño neurológico algo que los afectará a corto y largo plazo y que se hará evidente en su desarrollo integral en diferente medida, es decir, para algunos niños el efecto será muy grave mientras que para otros las consecuencias serán menores.

El doctor Carlos Barrera de León, pediatra neonatólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social en Jalisco, México, indica que lo principal es conseguir que el niño se quede dentro del vientre la mayor cantidad de tiempo posible si se descubre el riesgo de parto prematuro, ya que cuanto más se acerque a la etapa de término del embarazo menor riesgo sufrirá de padecer alteraciones en su neurodesarrollo, e indica:

“Aún y cuando se brinde intervención en la etapa neonatal, algunos niños podrían sufrir secuelas en la edad escolar tales como dificultad y retraso en el aprendizaje y en el conocimiento”.

Es importante destacar que el desarrollo neurológico de un individuo nunca termina, por lo que en niños que hayan sufrido daño es importante brindar un tratamiento que los estimule en lo posible para que puedan desarrollarse en funciones básicas tales como caminar, poder comunicarse, coordinar movimientos y desarrollar su lenguaje y otro tipo de actividades.

El especialista indica que si el bebé prematuro que ha sufrido daño neurológico es motivado y atendido multidisciplinariamente tiene grandes posibilidades de evolucionar de manera favorable si a su condición no se agregan otros problemas de salud graves, con expectativas que indican que puede llegar a alcanzar con trabajo y esfuerzo un desarrollo similar al de un niño que haya nacido a término.

El niño prematuro debe recibir estimulación temprana constante, vivir en un ambiente en el que sus familiares lo estimulen hablando y jugando con él, también es valiosa una correcta rehabilitación física y atención con vigilancia neurológica con los correspondientes estudios y controles constantes.

Vía | El Financiero
Foto |  ytang3

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...