Gimnasio musical interactivo Fisher Price

Si buscas un gimnasio para el bebé que sea bonito, que entretenga y divierta, contribuya al desarrollo de los sentidos y se ofrezca a un precio razonable, merece la pena dar un vistazo al gimnasio musical interactivo de Fisher Price, conoce aquí sus características.

Juguetes de bebé

Un gimnasio para bebés es un artículo que merece la pena tener en cuenta por los beneficios que ofrece a su desarrollo. Además de entretener y divertir, favorece el desarrollo de la motricidad fina y gruesa, estimula el movimiento de brazos y piernas, ayuda a desarrollar la coordinación ojo-mano, etc.

En el mercado encontramos una gran variedad de modelos de gimnasios para bebés, pero no hay muchos que logren conjugar calidad, funcionalidad, seguridad y precio razonable, en este sentido, hoy os queremos hablar del gimnasio musical interactivo Fisher Price. Se trata de un espacio en el que el bebé pasará muy buenos momentos, al ser un gimnasio evolutivo, el bebé podrá jugar boca arriba, boca abajo y sentado.

Como podéis ver en la fotografía, su diseño es bonito y sus colores son vivos y alegres, la alfombra está decorada con el dibujo de diferentes animalitos, un cocodrilo, un mono, una tortuguita, un pingüino… También hay dibujadas notas musicales y cuadritos de distinto color formando un estampado que llamará la atención de los más pequeños. La alfombra encierra un secreto, es capaz de responder con música a las pataditas y golpes que el pequeño dé con las manos.

Cuando el bebé esté boca arriba, se podrá programar para que la duración de la música sea de 30 minutos, el pequeño la escuchará y sobre él verá los diferentes juguetes con temática musical que cuelgan del arco de juegos, unas maracas que en realidad son un sonajero, una pandereta que hace clic clac, una nota musical que es un mordedor y una trompeta que tiene un cascabel.

En la modalidad de juego tumbado boca abajo se podrá activar la duración corta de la música, en esta opción cada vez que el bebé toque uno de los tres instrumentos que aparecen en la alfombra y que portan los animalitos antes descritos, se activarán sonidos divertidos, animándole a que se incorpore para que siga dando golpes a los instrumentos. Con esta opción poco a poco comprenden la relación causa/efecto.

Cuando el bebé ya se puede sentar, es el momento de retirar los dos arcos en forma de cruceta, maniobra que se realiza con suma facilidad. Los niños sentados descubrirán que al golpear dos veces seguidas el mismo instrumento, los sonidos se van sumando haciendo que la canción “crezca”. Es un gimnasio especialmente orientado al mundo de la música, ya sabemos lo beneficiosa que es para el desarrollo infantil.

En esta tercera modalidad y sin que suene la música, la alfombra será ideal para que el bebé esté sobre ella descansando o entreteniéndose con otros juguetes, brindándole un espacio confortable. Los tejidos se pueden retirar fácilmente dejando a un lado la parte electrónica y son aptos para lavar a máquina, siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante para que se mantenga en buen estado durante su vida útil.

La relación calidad/precio es buena, podéis adquirir el gimnasio musical de Fisher Price en tiendas de bebés por un precio que ronda los 63 euros, para más información os recomendamos acceder a la página web de Fisher Price.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...