Gafas de sol infantiles, indispensables en verano

gafas de sol niños

En ocasiones los adultos consideramos las gafas de sol como una opción que tiene que ver más con la moda que con la protección de nuestros ojos. Sin embargo, adquirir gafas homologadas en tiendas como Mister Spex, con una buena protección frente a los rayos del sol, es una máxima que debemos recordar cada verano. Y si esto es importante para nosotros, cómo no lo va a ser para nuestros hijos, mucho más vulnerables a las agresiones solares. Así, y en todo bolso playero que se precie, debemos incluir protección solar máxima para los niños, una gorrita, agua con la que hidratarles, una camiseta que les proteja de las quemaduras y, como no, unas buenas gafas de sol que prevengan posibles problemas oculares.

Los ojos de los bebés y los niños son muy delicados. Ten en cuenta que el cristalino de un niño, que debería ejercer de filtro solar natural, no se encuentra convenientemente desarrollado. De hecho, se conoce que durante el primer año el ojo de un bebé deja pasar el 90% de los rayos UVA y el 50% de los UVB. Los problemas en los ojos se manifiestan normalmente más tarde, por lo que muchas veces nos olvidamos de que existen hasta que ya es inevitable. Recuerda que debes comprar siempre gafas de sol de con una protección a partir de 3 (sobre una escala de 5, que es la que establece la Norma Europea). Las protecciones 0, 1 y 2 no serían, por lo tanto, suficientemente protectoras.

Para los niños elegiremos materiales hipoalergénicos, evitándonos problemas de alergia de este modo, y siempre pensando en la mayor perdurabilidad y comodidad. Es por ello que la mayoría de papás y mamás se decantan por las monturas en plástico, aunque el metal también suele ser una opción viable. En cuanto a la lente, es importante apostar por el policarbonato, un material ligero y prácticamente irrompible. Tengamos en cuenta que es probable que las gafas de un niño acaben por los suelos cada dos por tres… así que elijamos materiales resistentes y no peligrosos.

Para acabar, una opción para este verano es decantarse por unas gafas con goma en la parte trasera de la cabeza. Ajustándolas bien los niños podrán correr por la playa, por el monte o por donde gusten sin preocuparse de perder sus lentes. Y los padres, como no, sin preocuparse por la salud visual de sus pequeños. Gafas para los padres y gafas para los niños, esa es la norma para este verano. Los adultos podemos encontrar nuestro modelo homologado y perfecto en muchos comercios, y los niños cuentan cada vez más con marcas de atractivos colores que cumplen con todos los requerimientos para poder disfrutar de las vacaciones estivales con tranquilidad.

Foto / Pocketwiley

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...